Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El enamoramiento reduce la diferencia entre sexos, según un estudio

Los hombres se convierten un poco en mujeres y éstas en hombres cuando se enamoran debido a un brusco cambio hormonal, según un estudio publicado hoy en la revista científica británica "New Scientist".

Las flechas de Cupido provocan en el hombre una fuerte caída de la hormona masculina denominada testosterona, mientras que las mujeres sufren el efecto inverso: los niveles de la hormona responsable de la agresividad y el apetito sexual aumentan.

Por lo tanto, las eternas diferencias entre sexos que hacen pensar a algunos que los hombres provienen de Marte y las mujeres de Venus pronto se difuminan, de acuerdo con ese estudio.

El descubrimiento, hecho por un equipo de científicos italianos de la Universidad de Pisa, se basó en el estudio de doce mujeres y doce hombres, que se habían enamorado a lo largo de los seis meses anteriores.

Sus resultados se compararon con otro grupo de 24 personas solteras o con relaciones estables.

"Misteriosamente, los hombres fueron un poco más mujeres y las mujeres un poco más hombres", indica Donatella Marazziti, responsable de la investigación.

A su juicio, "era como si la naturaleza quisiera eliminar las diferencias entre hombres y mujeres, porque es más importante sobrevivir y emparejarse en ese estado".

Además, los expertos encontraron también altos niveles de cortisona entre los voluntarios, lo que hizo pensar que el cortejo resulta estresante.

Pero Andreas Bartels, del University College de Londres, cuestionó los resultados de la investigación y relacionó los cambios hormonales con el incremento de la actividad sexual.

En su opinión, en esos momentos existe un gran cantidad de afecto, pero también "una enorme actividad sexual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 2004