Vecinos de tres comarcas de Alicante se movilizan en defensa de sus montes

Ciudadanos de una decena de localidades del Vinalopó Mitjà y L'Alcoià han creado una plataforma vecinal para combatir la puesta en marcha del Plan Eólico valenciano en su zona 15, que prevé la construcción de 109 aerogeneradores de más de 70 metros de altura en "el único paraje natural del interior de la provincia que todavía nos queda", según el concejal del PSPV en Petrer Vicent Brotons. La intención de Brotons es impulsar una iniciativa similar a la puesta en marcha en Villena, Biar, Onil y Castalla, que ya han expresado en sesiones plenarias su oposición al proyecto. La iniciativa vecinal ya ha sumado cerca de 4.000 personas en L'Alcoià, Alt Vinalopó y Vinalopó Mitjà. "Y podríamos ser más si se suma el Club Eldense de Montaña, con más de 3.000 asociados", comentó Luis Vilaplana, uno de los portavoces en Petrer de la plataforma contra el parque eólico.

Una vez más las nuevas tecnologías, especialmente Internet, son capaces de unir en un objetivo común a miles de personas que no se conocen "pero que tienen un mismo punto de vista para un tema concreto", comenta un representante del colectivo contra el parque eólico de Sax, Javier Martínez. "Este problema es muy complejo: hay grandes intereses empresariales y es una apuesta por la energía renovable apoyada por grupos ecologistas como Greenpeace", añade Martínez. "Pero la cuestión no es estar en contra de la energía eólica, porque no estamos en contra, sino de su aplicación: se trata de un macroparque donde se instalarán enormes aerogeneradores que requieren unos niveles de viento que no tenemos en esta zona y que se situarán en uno de los puntos más emblemáticos de nuestra comarca", comenta Brotons.

Las alegaciones del Ayuntamiento de Villena señalaban este aspecto: los generadores no producen al 20% de su capacidad debido a la falta de corrientes de aire constante y suficiente. Además, proponía una reducción del parque para obtener una rentabilidad relativa mayor y un menor impacto medioambiental. Este mismo argumentoesgrime este grupo vecinal, explica Javier Martínez. "Pese a lo que apunten los grupos ecologistas, el impacto será terrible, visual ecológicamente", señala.

Grupos de trabajo

Carmen Herrero, representante del colectivo de Petrer, señaló que la primera reunión en esta localidad sumó más de 200 personas, también con vecinos de Elda. La coordinadora de la plataforma está encabezada desde localidades próximas, como Onil y Castalla, que han ido extendiendo sus esfuerzos para aunar más voluntades vecinales y presionar a las autoridades municipales. Los vecinos se han organizado en grupos de trabajo con diferentes funciones: buscar información, preparar las alegaciones y recabar fondos para posibles procedimientos judiciales para bloquear un proyecto que "pondría en peligro el único arenal de l'Almorxó", una duna de cerca de 100 metros.

El proyecto de la zona 15 del Plan Eólico comprende la construcción 109 aerogeneradores, que tendrán una potencia total de 218 megavatios. El proyecto, resumido en el informe de impacto ambiental presentado al Ayuntamiento de Petrer por la empresa adjudicataria -Guadalaviar- afecta a la zona de Fontanella, entre Biar y Banyeres, con 23 aerogenadores; Cenizosa, entre Banyares y Onil, 13; Alt de la Creu, Biar y Onil, 14; Argueña, Castalla y Sax, 24; Castalla, esta localidad y Petrer, 18; y Petrer, 14. El informe de impacto ambiental recoge una afección de cerca de 574.000 metros cuadrados por la construcción de viales en los montes afectados y construcciones auxiliares a la producción energética.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El parque de Petrer afectará a unas 400 personas que residen en las casas de campo y a los propietarios de cerca de 2.100 viviendas ubicadas en los aledaños a la Serra del Cavall, según datos oficiales. "La repercusión en la población general de este proyecto es nula", asegura Luis Vilaplana, vecino de la zona afectada, puesto que nadie lo notará en su cuenta de ahorro, según explica. Los acuerdos de las principales compañías dedicadas a la energía eólica pasan por pagar unos 4.100 euros por aerogenerador ubicado en terreno privado por un plazo de 25 años. Posteriormente, se establecería una compensación en relación al IPC de cada año.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS