AGENDA GLOBAL | ECONOMÍAColumna
i

La sociedad abierta y sus enemigos de dentro

EN OCHO MESES se celebrarán las elecciones más importantes del planeta: las presidenciales de EE UU. Conforme va venciendo la legislatura de Bush, marcada por el terrorismo del 11-S, aparecen distintos libros que analizan los últimos años. Las vacaciones de Semana Santa son un buen momento para leer y reflexionar acerca de lo que sucede y establecer analogías.

Todos sabemos que lo que ocurra en EE UU afectará a nuestras vidas más que otro tipo de comicios más cercanos geográficamente. Sobre este principio de siglo americano vamos a destacar algunos libros de muy reciente aparición, a cual de ellos más interesante. Todos con una idea fuerza que les da continuidad: Bush y su Administración pasarán a la historia por la capacidad de manipulación y mentira con que han actuado. Es irónico que el Gobierno de la sociedad abierta más próspera del mundo haya caído en manos de una camarilla (los neocons) que ignora los principios fundamentales que rigen las sociedades abiertas.

Es irónico que el Gobierno de la sociedad abierta más próspera del mundo, EE UU, haya caído en manos de una camarilla extrema (los 'neocons') que ignora los principios fundamentales de las sociedades abiertas

El multimillonario George Soros está dedicando parte de su fortuna y de su tiempo a evitar la reelección de Bush. Acaba de publicar La burbuja de la supremacía norteamericana (editorial Debate), en el que describe cómo EE UU está controlado por una ideología extremista que ha conseguido cambiar no sólo el papel del país en el mundo, sino también el carácter mismo de la nación. Nunca antes un Gobierno -ni siquiera el de Reagan- había actuado de una forma más autoritaria. "La crítica, elemento consustancial a toda sociedad abierta, es calificada de antipatriótica".

Paul O'Neill fue destituido como secretario del Tesoro a finales de 2002. Así pues, es "carne de la carne" de Bush, parte del núcleo duro de su primer equipo. Ahora aparecen las confesiones que ha hecho al periodista Ron Suskind (El precio de la lealtad. Editorial Península), que desvelan las mentiras del presidente y su séquito a partir de 19.000 documentos entregados por O'Neill. Según éste, la bajada de impuestos y el derrocamiento de Sadam Husein no tenían precisamente como objetivo aumentar la renta disponible de los más pobres o liberar a Oriente Próximo del dictador iraquí, sino, "lisa y llanamente, engordar las arcas de las empresas de Bush y Cheney, dos hombres que mienten sin piedad". Obsceno.

El catedrático español Luis de Sebastián, buen conocedor de EE UU, ha escrito el libro menos coyuntural de los que vamos a comentar. En Pies de barro. La decadencia de EE UU (editorial Península) opina que la presidencia de Bush resalta los síntomas y causas de la decadencia que durante décadas se ha estado generando en la economía estadounidense. "La situación presente, en la que por miedo al terrorismo y con el pretexto de combatirlo se están olvidando principios y prácticas veneradas y respetadas en los mejores tiempos de la historia de ese país, es una consecuencia de la decadencia acumulada en la clase dirigente a través de los años".

En El gran engaño (editorial Crítica), el economista Paul Krugman describe la utilización del terrorismo por Bush como una oportunidad para ejercer una política partidista: obtener dividendos políticos, envolverse en la bandera del nacionalismo mientras buscaba debilitar las normativas medioambientales, conseguir rebajas fiscales para las sociedades anónimas y los más ricos y, sobre todo, obtener ventajas en las elecciones a mitad de mandato. La descripción más cruda es la de Karl Rove, asesor del presidente: la principal característica de su modus operandi no es el conservadurismo, sino su convicción de que el Gobierno debe hacer todo aquello que le proporcione alguna ventaja política.

¿Les suena cercano a los españoles que acaban de pasar sus propios comicios legislativos esta idiosincrasia compulsiva de la manipulación, estas mentiras en serie? A quien quiera llevar al paroxismo tesis como las expuestas, les recomiendo las dos divertidas sátiras políticas de Michael Moore: Estúpidos hombres blancos y ¿Qué han hecho con mi país, tío? (Ediciones B).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de abril de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50