OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

La escuela concertada no es gratuita

El 18 de marzo, la consejera de Enseñanza de la Generalitat, Marta Cid, dijo en Catalunya Ràdio que los actuales conciertos a las escuelas privadas garantizan la gratuidad de la enseñanza, por lo que las cuotas son voluntarias. La consecuencia de proclamar semejante cosa puede ser la bancarrota de muchas escuelas. La financiación que la Administración autonómica hace de las escuelas concertadas se limita al pago de las nóminas de profesores y unos "gastos de funcionamiento" que no se corresponden con las necesidades reales. Por lo tanto, estos recursos deben obtenerse directamente de las familias. Y tal cosa con la incomodidad de la alegalidad, por no decir de la ilegalidad. Cuando, en la misma entrevista, la señora Cid admitió que los conciertos podían necesitar una revisión al alza, estaba entrando en contradicción. Si la plaza escolar está actualmente cubierta al 100%, ¿para qué aumentar la cuantía de los conciertos? Sólo falta que la propia consejera anime a las familias a no pagar. El Gobierno de CiU pasaba de puntillas sobre la incongruencia de cuotas voluntarias-cuotas necesarias. El actual Gobierno no sólo no muestra ninguna intención de solucionarla, sino que no parece siquiera conocer su existencia. Ya sufriremos las consecuencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de abril de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50