Reportaje:ASESINATO DEL JEQUE YASSIN

El líder de los suicidas

El fundador de Hamás organizó un movimiento de lucha armada combinado con una red de servicios sociales

Hace seis meses escapó a los mismos helicópteros que en la madrugada de ayer le alcanzaron. Entonces se encontraba en una reunión secreta de dirigentes de Hamás cuando varias explosiones resonaron donde se celebraba el conciliábulo. Sufrió heridas leves. En la madrugada de ayer, sus hijos y varios ayudantes lo metían en un coche después de la primera oración de la jornada, cuando tres misiles alcanzaron el vehículo.

Así terminó la vida de Ahmed Yassin, ciego, casi sordo y atado a una silla de ruedas desde que siendo niño sufrió un golpe en la columna, según algunos, en un partido de fútbol, según otros, al saltar desde un tejado convencido de que podía volar. Nacido en 1937 en el lugar donde hoy está la ciudad de Ashkelon (al sur de Israel), en 1948, con el nacimiento del Estado judío, Yassin se refugió en Gaza con su familia. Desde entonces su vida, como la de todos los habitantes de esa parte del mundo, estuvo totalmente unida a la tierra y la lucha por poseerla. "No son terroristas, son mártires", rectificaba siempre a los periodistas en las entrevistas cuando éstos se referían a los atentados suicidas en restaurantes y autobuses israelíes, que llevaron a que la organización que lideraba Yassin, Hamás, fuera incluida en la lista de grupos terroristas por la Unión Europea en otoño de 2003.

"Cuando el mártir se inmola se siente tan feliz como en la noche de bodas"

Más información

Hamás significa en árabe celo, y además es el acrónimo de Movimiento de Resistencia Islámica, creado oficialmente en la franja de Gaza el 14 de diciembre de 1987 durante la primera Intifada, la que surgió con Yasir Arafat en los cuarteles de la Organización para la Liberación de Palestina en Túnez. De hecho, en la zona está extendida la creencia de que Israel no prohibió a Hamás hasta 1989 para favorecer un contrapeso a la autoridad de Arafat en Gaza. Hamás era una escisión de los Hermanos Musulmanes y tenía como primer objetivo "canalizar" las acciones palestinas de esta Intifada, que se prolongó hasta 1993, cuando la firma de los Acuerdos de Oslo supuso un giro radical, por lo menos en aquel momento, de las relaciones entre israelíes y palestinos. Ese mismo año antes de la firma se produjo el primer atentado suicida en Israel, su autor era el grupo Yihad Islámica.

Durante estos años, Yassin pasó por las cárceles israelíes. Para cuando fundó Hamás no era un desconocido para los servicios de inteligencia de Israel. En 1973 había fundado un centro islámico en Gaza que pronto controló todas las actividades religiosas de la franja. Su papel como organizador en la primera Intifada en Gaza fue determinante. Fue detenido en mayo de 1989 y condenado a cadena perpetua bajo la acusación de incitar a sus seguidores al asesinato de palestinos colaboracionistas de Israel. En 1997 el entonces primer ministro de Israel y hoy ministro de Economía, Benjamín Netanyahu, acordó con Jordania su liberación a cambio de dos agentes israelíes que habían intentado asesinar en Ammán a un líder de Hamás. Al conservador Netanyahu le sustituyó el laborista Ehud Barak. El 28 de septiembre de 2000, Ariel Sharon visitó la explanada de la mezquita, estalló la segunda Intifada y Sharon derrotó en las elecciones a Barak. Las posturas se radicalizaron y Yassin ordenó golpear a Israel con todas las fuerzas posibles. "No aceptamos el alto el fuego contra Israel", solía decir. Decenas de militantes de Hamás obedecieron la orden y se multiplicaron los ataques y atentados contra Israel. Unidades del Ejército, colonos y civiles en Jerusalén, Tel Aviv o Haifa, fueron el objetivo de los militantes de Hamás. En el plano internacional, Yassin no se anduvo con medias tintas. Mientras Arafat se apresuraba a condenar los atentados del 11-S contra Nueva York y Washington, Yassin proclamaba que eran "una consecuencia de la política exterior estadounidense".

Una de las principales características de Hamás es que en vez de estar organizada como otras milicias palestinas y otros grupos terroristas, adoptó el modelo del movimiento del que procedía, los Hermanos Musulmanes, creando una red de servicios sociales entre los que destacan escuelas, comedores y dispensarios de atención médica. Esto le ha granjeado gran popularidad, especialmente en la franja de Gaza, el territorio más densamente poblado del mundo, con más de 1.300.000 habitantes en apenas 360 kilómetros cuadrados, donde se pone especialmente de manifiesto la incapacidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para sacar adelante a su población. La ocupación israelí, la escasez de medios y la misma corrupción en la ANP, han hecho de Hamás la organización en la que muchos palestinos han visto a la única institución que se encargaba de sus hijos.

Hamás se divide en cinco ramas: militar, seguridad, medios de comunicación, manifestación y caridad. La división militar cuenta con militantes entrenados en manejo de armas, demoliciones, secuestros y atentados suicidas. "Cuando el mártir se inmola se siente tan feliz como en la noche de bodas", proclamaba Yassin ante su gente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de marzo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50