Detenido por orden de Garzón un etarra al que excarceló Ruiz Polanco

Arrestado un joven en Llodio en relación con la furgoneta bomba

El presunto miembro del comando Ekaitza de ETA Ibai Ayensa fue detenido ayer en Pamplona por orden del juez de Baltasar Garzón. Ayensa había sido puesto en libertad por el juez Guillermo Ruiz Polanco el 23 de febrero, tras dos años en prisión preventiva sin que se prorrogase la medida cautelar. Además, la Guardia Civil detuvo ayer a un joven en Llodio (Álava) en relación con la furgoneta bomba intervenida el domingo en Cuenca.

Más información

La detención de Ayensa no tiene relación con el sumario que tramita el juez Ruiz Polanco, sino que se trata de una investigación diferente que llevaba a cabo Garzón. Los hechos, que no guardan relación con atentados con víctimas mortales, afectan igualmente a otros presuntos terroristas.

También ayer fue detenido en Llodio el joven Beñat Barrondo Olabarri por su supuesta relación con los dos jóvenes interceptados en Cuenca cuando guiaban hacia Madrid una furgoneta cargada con más de media tonelada de explosivos. El ministro del Interior, Ángel Acebes, explicó en Zamora, donde participó en un acto de campaña electoral, que Beñat ha sido detenido "para determinar qué grado de relación puede tener con los terroristas detenidos y por ello", añadió, "pido mucha precaución y mucha cautela a la hora de evaluar esta detención. Es una pieza más de la investigación". "La operación sigue abierta", concluyó Acebes.

Beñat, que trabaja desde hace tres años como delineante en el área de Urbanismo de Llodio, municipio gobernado en la anterior legislatura por Euskal Herritarrok, fue el número ocho de la candidatura ilegalizada Biderdi, que intentó de concurrir a las últimas elecciones municipales en Miraballes (Vizcaya).

Acebes también informó de que las hipótesis de la investigación de la Guardia Civil siguen considerando que los detenidos pretendían atentar en Madrid, en función del mapa de carreteras que se les incautó y donde se señalaba en un círculo una zona en las proximidades de la N-II, entre Alcalá de Henares y Madrid. "Un punto de ese círculo podría ser el objetivo", precisó. Posiblemente iban a dedicar el domingo a buscar el mejor lugar para el atentado, a fin de causar el mayor daño posible y tener los menores problemas con las cámaras de seguridad.

[La Audiencia Nacional absolvió ayer al presunto etarra José Luis Turrillas Aranceta, de 46 años, juzgado por el envío de un libro bomba al empresario José Osinalde Peñagaricano, que se había negado a pagar a ETA la extorsión denominada impuesto revolucionario. La sentencia declara probado que el libro bomba contenía 160 gramos de amosal, cordón detonante y detonadores eléctricos, y que en la página 115 del libro aparece una huella de Turrillas, pero señala que "existen dudas de que interviniera en la preparación o envío del artefacto". Turrillas dijo que su huella aparecía en el libro, utilizado por José María Arregi, Fitti, porque lo había leído.]

Beñat Barrondo, tras su detención ayer en Llodio.
Beñat Barrondo, tras su detención ayer en Llodio.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción