Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coca-Cola, investigada en el Reino Unido por vender agua embotellada procedente del grifo

La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA) ha abierto una investigación sobre el agua embotellada Dasani, elaborada por Coca-Cola, que en realidad es agua del grifo purificada y enriquecida antes de su embotellado y comercialización. La FSA estima, en principio, que el agua de Dasani se ajusta a la ley, pero cree que su etiquetado puede inducir a engaño a los consumidores. Coca-Cola ha invertido 10 millones de euros en la planta embotelladora. Fuentes de la compañía señalaron que en España sólo vende agua mineral natural, con la marca Bonaqua.

El agua Dasani no procede de las agrestes montañas escocesas ni de ninguna mina subterránea en la campiña inglesa. Es agua suministrada a la red general por la compañía de aguas del gran Londres, Thames Water, y que Coca-Cola utiliza para venderla como Dasani en su planta de Sidcup, en la periferia al suroeste de la capital. La vende en una atractiva botella azul, de líneas que recuerdan el envase original de Coca-Cola, aunque resulta bastante incómodo para el usuario.

El sugerente embotellado se completa con una descripción que puede llevar a engaño: "Agua pura". La compañía ha admitido que en realidad se trata de agua del grifo, pero purificada a través de un complejo sistema ideado por la NASA (la agencia espacial estadounidense), a la que se añaden luego ciertos minerales. Se trata de un tipo de agua envasada, llamada agua potable preparada.

La firma se queja en privado de que otros hacen lo mismo y que detrás de esta denuncia, acogida con aspavientos por la prensa británica, podría estar la competencia. Hay otras aguas que parecen haberse acogido a la posibilidad de tratar y embotellar agua de grifo, pero son una minoría. Un breve muestreo realizado por este corresponsal señala que el etiquetado lleva a una confusión extraordinaria y que la variedad de precios es sorprendente. Se detectaron otras tres marcas, además de Dasani, que se venden como still water, lo que en España se definiría como agua sin gas, sin especificar que sea natural, mineral ni de manantial. Se trata de las marcas Aqua Pura, Danone Activ y Hadkam. Sus precios por litro oscilan entre 45 y 60 céntimos de euro.

Procedencia diversa

Las inmensa mayoría de aguas embotelladas se venden como "agua mineral", con precios entre 60 céntimos y 1,90 euros. Entre estas marcas está de nuevo Aqua Pura, junto a otras marcas locales y extranjeras como Buxton, Evian, Fiji, San Pellegrino, Spa, TyNant, Vittel, Volvic y Perrier y Brecon Carreg. Otras cinco se ofrecen como "agua mineral natural" (San Benedetto, Badoix, Contrex y Evian) a precios de entre 75 céntimos y 1,38 euros por litro. Otro grupo está etiquetado como "agua de manantial" (Cristaline, Spa, Lakeland) y su precio va de 42 céntimos a 1,29 euros.

En España, fuentes de Coca-Cola indicaron que sólo comercializa la marca Bonaqua, agua mineral natural de tres manantiales, de Santolín (Burgos), Fuencisla (Valencia) y Fuenmayor (Teruel). Pepsi vende agua preparada (Aquafina),

extraída de un yacimiento del Parque Natural del Gorbea (Álava). El agua potable preparada representa el 3% del consumo de agua embotellada, según la Asociación de Empresas de Bebidas de Agua Envasada (Aneabe).

La asociación calcula que el 90% del agua que se consume es mineral natural, mientras que un 7% es de manantial y sólo un 3% es potable preparada (sometida a tratamientos físico-químicos para que cumplan los requisitos sanitarios). Entre este último grupo de agua preparada se encuentra la marca Aquafina, de Pepsi. "Este agua es legal, siempre que se especifique en el etiquetado", explicó Pilar Farjas, directora de la Agencia de Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2004