Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno es amable y otro muy esquivo

Orlando Bloom, que rueda en Segovia Kingdom of heaven (El reino del cielo), está siendo criticado en los medios de comunicación locales debido a su carácter esquivo, ya que se pone muy nervioso ante la presencia de admiradores e, incluso, rechaza firmar autógrafos. Aunque no era muy elevado el número de personas que se agolpaba cada día en el hotel, en la localidad de Torrecaballeros -al que llegaba cada tarde en un vehículo con los cristales tintados y rodeado de guardaespaldas-, el "elfo" Legolas en la trilogía de El señor de los anillos ha conseguido que la productora le cambie de alojamiento porque, según sus próximos, no soporta que se le acerquen, al menos eso es lo que dijo uno de sus acompañantes a un grupo de chicas, que le reconoció en un bar, donde Bloom se limitó a entrar al baño y, a continuación, salir a la calle sin consumir, al haber sido descubierto. Quien ha ganado adeptos es Liam Nesson, amable y caballeroso, que se para a la entrada del establecimiento hotelero a firmar y a fotografiarse con quien haga falta, llueva o haga frío, a pesar de las largas jornadas de rodaje en los pinares de Valsaín, dando así lecciones a quien es su hijo en esta ficción ambientada en la época de las cruzadas. No obstante, lo más selecto del equipo que dirige Ridley Scott puede disfrutar de alguna actuación musical privada, como la reciente de un grupo de jazz-fusión, por aquello de descargar tensiones. Los actores, entre quienes también se encuentran Eva Green y David Thewlis, entre otros, trabajarán en Ávila, en los próximos días, donde se preparan escenarios naturales junto al castro celta de Las Cogotas y en la catedral.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 2004