Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los negocios de Esperanza Aguirre

La familia de Esperanza Aguirre, beneficiada por el trazado del AVE a Lleida, ha promovido más de 9.000 viviendas en torno a la estación del tren en Guadalajara. (29-09-2003 cadena SER).

Según informa el semanario Interviú, la familia política de Esperanza Aguirre ha promovido más de 9.000 viviendas en torno a la estación del AVE Madrid-Lleida a su paso por Guadalajara. El precio de estos terrenos supera los 8.000 millones de las antiguas pesetas.

El negocio arranca en 1998, cuando el PP decidió colocar la única estación del AVE Madrid-Lleida, a su paso por Guadalajara, en la pequeña localidad de Yebes. La decisión favoreció a Fernando Ramírez de Haro, esposo de Esperanza Aguirre, y a su familia, que poseen en este municipio y en sus aledaños miles de hectáreas.

Ramírez de Haro y sus hermanos tienen 1.610 hectáreas repartidas en cinco fincas, se las compraron en 1987 a su madre a cambio de una renta vitalicia anual escasamente superior al millón de pesetas. El precio de este suelo rústico (aún no ha sido recalificado) sería hoy de 1.000 millones de pesetas.

Pero la más beneficiada de estas revalorizaciones es la tía del marido de Esperanza Aguirre, Teresa Micaela Valdés. Los andenes de la estación del AVE han ido a parar a sus tierras. Después de las pertinentes expropiaciones de Fomento, ella ha decidido construir una urbanización, Valdeluz, de más de 9.000 viviendas.

Los terrenos de esta futura urbe en Yebes, más conocida como Avelandia, fueron recalificados en 2001 en un plan de ordenación urbana. Este suelo es propiedad de El Arvejal, SL, cuyos dueños son Teresa Micaela y sus hijos, primos de Esperanza Aguirre. Micaela le otorga a estas tierras un valor de más de 8.000 millones de pesetas.

El arquitecto municipal de Yebes es Jaime de Grandes, hermano de Luis de Grandes, diputado del PP, y de Lorenzo de Grandes, recientemente nombrado jefe de prensa de la Asamblea de Madrid por la presidenta de la Cámara, Concepción Dancausa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2003