Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada la necrópolis del gran poblado celta de Ulaca

El inmenso castro (poblado fortificado) celta de Ulaca, de 80 hectáreas de extensión, perteneciente a la antigua tribu de los vetones y situado en el Valle Amblés, a 20 kilómetros de Ávila, conserva restos de su necrópolis, de los siglos I y II antes de Cristo, según se ha comprobado en las investigaciones arqueológicas llevadas a cabo en las últimas semanas. Todo hace suponer, tras las primeras catas, que puede haber un número muy importante de tumbas, por lo que se requiere una excavación en detalle. El catedrático de Prehistoria de la Universidad Complutense y responsable de los trabajos, Gonzalo Ruiz, valoró el hallazgo como "una ventana abierta a la edad del hierro".

Los restos encontrados se encuentran cerca del conocido altar de los sacrificios del castro y "a la vista de las puertas de la muralla que rodeaba la ciudad", según el arqueólogo Jesús Álvarez Sanchís. Los investigadores encontraron una estructura oval de piedra con lajas de granito incrustadas en la tierra, una disposición que coincide con los típicos cubrimientos de sepulturas de incineración en hoyo de los cementerios de la edad del hierro de la meseta. Al excavar, apareció una tumba en fosa con ofrendas. Entre el material hallado hay restos de vasos y urnas funerarias de cerámica de distinto tamaño, además de un ajuar que contenía una funda de puñal, una aguja, un cuchillo, un regatón de lanza, dos cuentas de collar y algunos fragmentos óseos. Junto a ellos había restos humanos y de animales, posiblemente de caballo.

En otra fosa se hallaron abundantes restos de cerámica y huesos de animales, entre ellos mandíbulas de caballo, posiblemente quemados, que hacen suponer una zona de actividad ritual en conexión con la necrópolis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2003