Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PANTALLA INTERNACIONAL

Marcelo Rossi, el cura cantor más famoso de Brasil, se hace actor

El sacerdote, que como cantante vende millones de discos, participa en la película 'Maria- a mae de filho de Deus'

Río de Janeiro

Maria- a mae de filho de Deus tiene todos los ingredientes para una buena operación publicitaria, ya que uno de los actores es nada menos que el padre Marcelo Rossi, el cura cantor más famoso de Brasil, estrella de programas de televisión, que vende millones de discos con sus canciones religiosas y que consigue, en los carnavales, reunir más gente en las plazas que los sambistas verdaderos. La película se estrena hoy en Brasil.

Es tan famoso el cura, a quienes las jerarquías católicas le perdonan muchas cosas, porque es de los pocos que saben emular la fuerza de las sectas evangélicas, imitando en sus misas a los evangélicos con liturgias gestuales, danzas, cantos, gritos y demás, que la decisión de hacer un filme sobre María partió de él y enseguida la Columbia le puso todo a su disposición: más de un millón de dólares, 63 actores, 400 trajes y 500 comparsas.

Giovanna Antonelli, que encarna la figura de María, fue también escogida por el padre Marcelo. "La elegí porque vi una foto de ella y me enamoré". Y puntualiza: " Me enamoré en el sentido de que esa mujer es la María que yo conozco. Después la conocí personalmente y vi que era una mujer buena, además de magnífica actriz".

Lo difícil era encajar al padre como actor. No podía ser san José, claro. Encarna al sacerdote que le cuenta a una niña la historia de la Virgen. Así, no ha tenido que cambiar de personalidad. Actúa como es en realidad. Cuando el padre Marcelo vio por primera vez el filme dice que lloró de emoción. En el pase estuvo acompañado de un evangélico, dos católicos y un ateo. Y asegura que, claro, a los dos católicos les gustó mucho, el evangélico protestante "se emocionó varias veces". ¿Y el ateo? "Lloró en cuatro escenas diferentes".

Rossi revela que el cine era su pasión antes de ser cura, pero que después de ser ordenado ya no podía ir a las salas y que le causó gran emoción volver a entrar en un cine público después de nueve años. El cura acaba de cumplir 36 años. Y añade con modestia que además no puede ir a espectáculos públicos porque su sola presencia "crea tumultos".

Asegura que Giovanna Antonelli "está sublime" en el papel de María y, en voz baja, confiesa también "que quede muy lejos de mí, pero el demonio también lo hace maravillosamente". El demonio es el actor José Dumont. Para que no falte nada, el filme ya está creando polémica en el mundo religioso, sobre todo en el protestante, empezando por su título Maria- a mae de filho de Deus. Muchos hubiesen preferido María, madre de Jesús, sin entrar en polémicas teológica sobre si Jesús es o no Dios. Como el padre Marcelo representa a un ángel, la única exigencia que puso fue "que no le pusieran alas". Y no las tiene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2003