NOTICIAS Y RODAJES

Doce películas compiten en el festival Cinespaña de Toulouse

La muestra, que se prolonga hasta el día 19, dedica dos retrospectivas al director Manuel Gutiérrez Aragón y al actor Imanol Arias

La octava edición del festival Cinespaña que se celebra en la ciudad francesa de Toulouse quiere contribuir a que el cine español sea mejor conocido en Francia, a que los diez o doce títulos que cada año se estrenan entre nuestros vecinos tengan una media de espectadores cada vez más importante. "Esto es muy difícil de conseguir", ha admitido Antonio Jaime, director del certamen, "puesto que se estrenan con un número de copias reducido. Presentar una película con 100 o 200 copias es demasiado caro cuando no se tiene detrás una máquina publicitaria muy importante". Las grandes producciones francesas o estadounidenses son objeto muy a menudo de lanzamientos con más de 500 copias.

En cualquier caso, Cinespaña, que se prolongará hasta el día 19, espera superar los 25.000 espectadores que casi llenaron la filmoteca de Toulouse en 2002. Este año descubrirá a los espectadores de esa ciudad del sur un total de 12 películas recientes en el apartado competitivo -El caballero don Quijote, de Manuel Gutiérrez Aragón; Al sur de Granada, de Fernando Colomo; Besos de gato, de Rafael Alcázar; 800 balas, de Álex de la Iglesia; El traje, de Alberto Rodríguez; La luz prodigiosa, de Miguel Hermoso; La vida de nadie, de Eduardo Cortés; Octavia, de Martín Patino; Rencor, de Miguel Albaladejo; Smoking room, de Julio Wallowits y Roger Gual; Torremolinos 73, de Pablo Berger; Una preciosa puesta de sol, de Álvaro del Amo- después de que la inauguración del festival haya sido para Dos tipos duros, una cinta de Juan Martínez que obtuvo el mayor número de votos populares en el último festival de Málaga.

Dos grandes retrospectivas, centradas en el trabajo del director Manuel Gutiérrez Aragón y en el del actor Imanol Arias, figuran también dentro de un programa que se interesa por los rostros populares que han protagonizado la transición del cine hispano del franquismo a la democracia o por la figura sorprendente de Alejandro Amenábar, cineasta que un reciente número de Cahiers du Cinéma situaba entre los nombres más prometedores de los jóvenes directores estadounidenses.

Cinespaña no se limita a proyectar películas en la capital de la región de Midi-Pyrenées, sino que también hace extensiva su promoción del cine español a una veintena de localidades más pequeñas como Foix, Auch o Luchon. Este año esta política de difusión tiene un mayor alcance y lleva a Marsella un grupo de títulos organizado en torno al tema "integración y racismo", mientras en Lyón presenta el núcleo temático "cine y literatura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de octubre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50