Hacienda descontará de los Impuestos Especiales los 32,2 millones que el Ejecutivo vasco no pagó del Cupo

El secretario general de Política Fiscal, Territorial y Comunitaria, Rafael Cámara, anunció ayer en Bilbao que la Administración central descontará al Gobierno vasco de uno de los próximos dos pagos por la liquidación de los Impuesto Especiales -en octubre o diciembre- los 32,2 millones que "unilateralmente" el Gobierno vasco descontó del Cupo el pasado mayo. Vitoria no pagó esta cantidad, a cuenta del Cupo de 2001, alegando que por la transferencia del Insalud a otras comunidades les correspondía una mayor financiación.

La decisión del Ministerio de Hacienda llega tras varias reuniones fallidas entre las administraciones central y vascas (diputaciones forales y Gobierno) en el seno de la Comisión Mixta del Concierto, y la decisión del Gobierno de Vitoria de incrementar la cifra de su demanda de 18 millones de euros esta misma semana. Esta última cantidad no ha sido descontada del pago del Cupo.

Más información

Cámara señaló que Hacienda quiere tener zanjada esta cuestión antes de fin de año para poder cerrar las cuentas del ejercicio en plazo. En esta pelea entre administraciones es el Gobierno central el que ostenta una mejor posición, ya que los flujos financieros entre Madrid y Vitoria son favorables a esta última. De hecho, según lo presupuestado, Madrid debe liquidar a Vitoria, por Impuestos Especiales (alcohol, carburantes y tabaco) y por los ajustes de IVA, 108 millones de euros más de lo que Vitoria debe abonar a Madrid por el Cupo. Sin contar los fondos procedentes de la UE, que llegan vía Gobierno central.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras el Consejo de Ministros, reiteró ayer en Madrid su voluntad de diálogo y de no judicialización del conflicto. Montoro criticó la falta de diálogo del Gobierno vasco y la toma de decisiones unilaterales.

A la decisión de Hacienda reaccionó con virulencia la vicepresidenta del Gobierno vasco, Idoia Zenarruzabeitia, quien señaló que se trata de un "portazo" a sus solicitudes de diálogo y a sus "gestos de buena voluntad", informa Isabel C. Martínez. Zenarruzabeitia indicó que en el estilo y el talante del Gobierno central están también "la mentira, la intolerancia, la imposición y el incumplimiento de acuerdos", ya que había dicho que no retendría cantidad alguna. Así, aseguró que Madrid no tiene derecho a realizar ningún descuento ya que en los acuerdos de 2002 sobre el Concierto Económico y el Cupo se firmó "que el incremento del presupuesto del Insalud supone minoración del Cupo".

Zenarruzabeitia dijo que la Administración vasca ha realizado gestos de "buena voluntad", pero advirtió: "No consentiremos que nos tomen el pelo". A su juicio, la Administración central intenta "meter la mano en el bolsillo de todos los vascos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de octubre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50