LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

La izquierda busca un acuerdo para controlar Caja Madrid y echar a Romero de Tejada

PSOE, CC OO y UGT intentan convencer a IU para votar juntos en la Asamblea General

La Asamblea General de Caja Madrid (320 representantes) votará el 29 de septiembre la renovación de 12 de los 21 puestos del Consejo de Administración. La izquierda sindical y política (PSOE, IU, CC OO y UGT) persigue la mayoría que ahora tiene el PP dentro de ese órgano. Esa mayoría (51%) no permitiría cambiar al presidente pues se precisan dos tercios. Los dos sindicatos y el PSOE intentaron ayer convencer a IU para que compita por uno de los tres puestos en el consejo que corresponde a la Asamblea de Madrid y que el PP quiere para su secretario general en Madrid, Ricardo Romero de Tejada.

El coordinador de IU afirma que no aceptará votos del PP para lograr un consejero

Más información

Caja Madrid es la cuarta entidad financiera en España con casi seis millones de clientes, 1.909 oficinas y 12.394 empleados. Su Consejo de Administración está formado por representantes de los impositores (7), de los trabajadores (2), de los ayuntamientos (7), de la Comunidad de Madrid (3) y de entidades representativas (2).

Miguel Blesa, consejero a propuesta del PP, preside la institución desde septiembre de 1996, tras la dimisión de Jaime Terceiro. Blesa fue ratificado en su puesto por la Asamblea General de Caja Madrid el 7 de octubre de aquel año.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, fue la persona que eligió a Blesa para ese puesto tras la victoria electoral de 1995, cuando el PP logró mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid y la izquierda perdió su mayoría en el Consejo de Administración de Caja Madrid. Desde entonces, el Partido Popular trabajó en favor de Miguel Blesa hasta que le hizo presidente de la entidad financiera.

El próximo 29 de septiembre, la Asamblea General de Cajamadrid renueva 12 de los 21 puestos del Consejo de Administración correspondientes a ayuntamientos, Comunidad de Madrid y entidades representativas.

La izquierda ha comenzado a moverse para juntar votos suficientes con los que avanzar en el Consejo de Administración de Caja Madrid e incluso lograr la mayoría absoluta en ese órgano.

El primer acuerdo conocido fue sellado hace días entre Comisiones Obreras y UGT. Ambos sindicatos acordaron que acudirían con una lista única a la Asamblea de Caja Madrid para elegir a los consejeros que le corresponden a las entidades representativas.

Los sindicatos apoyarán a Rodolfo Benito, ex secretario de Organización de CC OO, enfrentado al actual secretario general, José María Fidaldo. La patronal votará a su candidato y así se repartirán los dos puestos en litigio empresarios y sindicatos.

En torno a la designación de Benito para Caja Madrid se ha desencadenado una batalla en el seno de CC OO entre la federación de Madrid y el sector de Banca, afín a Fidalgo.

Por su parte, UGT ha conseguido el apoyo del PSOE para colocar a un representante del sindicato en la lista que los socialistas presentarán para los consejeros elegidos por los ayuntamientos. Ese puesto que gana UGT en el Consejo de Administración de Caja Madrid lo pierde Izquierda Unida, lo que ha molestado a la coalición.

"Aún no tenemos perdido ese consejero", señaló ayer Fausto Fernández, coordinador general de IU-Madrid. "Lo pelearemos hasta el final pero ya adelanto que no aceptaremos ningún voto del PP". Sin el apoyo del PP, Izquierda Unida perderá irremediablemente ese consejero en favor del representante de UGT.

Los dos sindicatos y el PSOE ofrecieron ayer a Fausto Fernández una solución que permitiría a IU disputar un segundo consejero en Caja Madrid. Sería el correspondiente a la Asamblea de Madrid, que elige tres puestos en el Consejo. Si el PP presenta una lista única, con Miguel Blesa y Ricardo Romero de Tejada en los dos primeros puestos, los restos favorecerían a una lista de IU apoyada por CC OO, caso de que la coalición se presente.

"No nos salen los números", explica Fausto Fernández. IU teme que el PP presente dos listas, una encabezada por Blesa y otra por Romero de Tejada, y reparta sus apoyos a partes iguales entre ambas. En ese caso tendría que garantizar que no falta nadie, cosa que no suele ocurrir en una Asamblea General, y aún así podría correr peligro incluso el puesto que ahora ocupa Blesa, en caso de que los dos votos de CiU no apoyen al PP.

El coordinador de IU-Madrid almorzó ayer con Rafael Simancas, secretario general de la Federación Socialista Madrileña; Javier López, secretario general de CC OO-Madrid, y José Ricardo Martínez, secretario general de UGT-Madrid. Los tres dirigentes intentaron convencerle para que IU presente su candidatura por la Asamblea de Madrid e intentar un doble objetivo: ganar la mayoría absoluta en el Consejo de Administración y que Romero de Tejada, al que el PSOE considera clave en la supuesta trama inmobiliaria que sobornó a dos diputados tránsfugas, no renueve su cargo en el consejo de Caja Madrid.

"Todavía no hemos tomado una decisión. Lo someteré a mi Ejecutiva para que se pronuncie", explicó ayer a este periódico Fausto Fernández. Si IU no presenta candidatura, el camino para que Romero de Tejada renueve su cargo y el PP mantenga la mayoría está expedito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50