Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarra reclama el protagonismo de la periferia ante el avance nacionalista

Álvarez Areces pide "más peso e influencia" para Asturias

El socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra reiteró, en la celebración institucional del Día de Extremadura, la noche del domingo, la lealtad de la comunidad autónoma que preside con España y destacó el valor de la periferia ante el empuje nacionalista, que puede convertir a Extremadura, advirtió, en una de sus víctimas propiciatorias. En la celebración del Día de Asturias, el presidente, Vicente Álvarez Areces (PSOE), demandó para el Principado "más peso e influencia".

En el Teatro Romano de Mérida, Rodríguez Ibarra reafirmó la lealtad de su comunidad con la Constitución y la unidad nacional: "Con Extremadura se puede negociar todo porque tenemos verdadero sentido de Estado, pero no se nos puede imponer nada injusto porque no nos callamos ante nada ni ante nadie. Extremadura podría llegar a ser una de esas víctimas propiciatorias de esta escalada nacionalista, como otros territorios, por eso debemos estar preparados para esta batalla dialéctica pública y debemos ser un refuerzo de los poderes centrales", subrayó.

En ese marco político, Rodríguez Ibarra reivindicó el papel de la periferia frente a la ofensiva nacionalista: "Es importante que se escuchen voces y opiniones autonómicas asentadas, con capacidad para dejarse oír, con voz y autoridad reconocida, con presencia nacional y europea. Ese papel lo pueden y deben jugar regiones como Extremadura y otras comunidades periféricas". Ibarra dejó claro que "España necesita de contrapoderes centrales, pero también territoriales", y otorgó a Extremadura el carácter de "activo político" para la cohesión nacional.

En el orden doméstico el discurso institucional del dirigente socialista pidió al pueblo extremeño que aumente su autoestima: "Vuelvo sobre una idea que me obsesiona: contribuir a eliminar esos restos de un carácter pesimista y pasivo con el que se dibujaba a los extremeños y que, desgraciadamente, parece reaparecer como un Guadiana a poco que se les dé pábulo o excusa", y lamentó que a veces el pueblo extremeño se minusvalore. "Me siento absolutamente orgulloso y satisfecho del esfuerzo que hemos hecho en estos 20 años de autonomía".

Ya en declaraciones a Onda Cero, Rodríguez Ibarra hizo referencia al modelo de Estado del PSOE: "La idea de España que Bono, Maragall, Simancas y yo tenemos en la cabeza es la misma (...) Maragall no es un problema ni para el PSOE ni para España, sino para el PP". Añadió que los dirigentes del PNV actúan como "adolescentes inmaduros, que necesitan reafirmarse y de vez en cuando amenazan con irse de casa". A su juicio, "da la sensación, en estos momentos, de que el PNV tiene derecho a veto en España".

También acusó a la socialista Cristina Alberdi de actuar "de muy mala fe" en relación con la decisión de esta diputada de abandonar la Federación Socialista Madrileña. "Actúa de muy mala fe o está desinformada respecto a que los socialistas queremos cambiar la concepción de España. Ataca a un partido que lo único que hizo fue acogerla y darle lo mejor que tenía".

El Día de Asturias

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces, abogó ayer por perseverar en la construcción "de una comunidad con más peso e influencia" en el mensaje institucional difundido con motivo del día de la Comunidad. A juicio del presidente autonómico, ese logro dependerá de lo que los propios asturianos sean "capaces de hacer".

El Día de Asturias se celebró en Avilés con los actos culturales, deportivos y lúdicos de carácter institucional que cada año se concentran en uno de los 78 municipios de la comunidad. IU, aunque forma parte del Gobierno con los socialistas, se sumó a la manifestación por la oficialidad del asturiano y el autogobierno que se celebró en Gijón convocada por los sindicatos y otras fuerzas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 2003