El 'lehendakari' fue advertido por expertos de los problemas jurídicos de su plan

Asesores jurídicos del lehendakari, Juan José Ibarretxe, advirtieron a éste en un informe fechado el 30 de mayo sobre los problemas jurídicos que plantea su propuesta de libre asociación. Ajuria Enea reconoció ayer el texto como uno de los estudios sobre la materia que está manejando el lehendakari, aunque un portavoz señaló que "hay otros que dicen cosas diferentes".

Según el documento publicado ayer por Abc, los autores del informe recomiendan un acuerdo básico previo a la presentación de la iniciativa en el Parlamento, ya que, de otro modo, "si la duda prende [...] la propuesta difícilmente saldrá adelante".

El informe advierte sobre el bloqueo a que puede verse sometido el intento de reforma del Estatuto vasco, incluso si supera su primer escollo, que es su aprobación por mayoría absoluta en el Parlamento vasco. Según advierte el estudio, la Mesa del Congreso de los Diputados podría, sin necesidad siquiera de un pronunciamiento del pleno de las Cortes, suspender la tramitación del proyecto. Esto ocurriría si al calificarla la considera como iniciativa de reforma constitucional, basándose en la consideración de que afecta a la Constitución.

Incluso los juristas menos hostiles al proyecto de Ibarretxe estiman que la colisión con la Constitución existe, desde el momento en que el lehendakari intenta proclamar una soberanía diferente a la que consagra el texto constitucional en su artículo 1.2 y que reza: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Dado que se trata de un artículo contenido en su Título Preliminar, la reforma constitucional debería tramitarse por el artículo 168, que exige mayoría de 2/3, disolución de las Cámaras y ratificación por las que se elijan de nuevo, así como referéndum posterior.

En buena parte, el informe jurídico es un análisis de los contenidos y exigencias del Reglamento de la Cámara autonómica, por la que tienen que discurrir los primeros trámites del proyecto, así como de las mayorías actualmente existentes, que hacen depender el proyecto de la voluntad de uno de los grupos de la oposición.

El informe, elaborado sin conocerse oficialmente siquiera la intención de Ibarretxe de tramitar su propuesta como proyecto de ley, apunta la posibilidad de una resolución de la presidencia del Parlamento que cubra la "laguna" reglamentaria sobre la metodología del debate de un proyecto de reforma del Estatuto. También sugieren la constitución de un "comité de sabios" o de una convención como la que ha elaborado la Constitución Europea para dotar al proyecto de "solvencia y credibilidad".

El lehendakari consideró la filtración del documento como fruto del "nerviosismo de Madrid" e insistió en que éste es el momento del debate, dejando la consulta en segundo plano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de septiembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50