Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo de Goya y de sus mejores imitadores recala en Girona

La exposición muestra dibujos de Rosario Weiss, supuesta hija ilegítima del pintor y autora de muchas piezas atribuidas al artista de Fuendetodos

El genio y la fama del pintor Francisco de Paula José Goya (Fuendetodos, 1746-Burdeos, 1828) le granjeó un sinfín de imitadores. Algunos fueron discípulos que, en su propio taller, le ayudaron a realizar alguno de los encargos reales, y otros siguieron la estela de su estilo. La exposición El mundo de Goya, que puede contemplarse en el centro Fontana d'Or de la Fundación Caixa de Girona hasta el 2 de noviembre, constituye un insólito y apasionante viaje que contribuye a delimitar las fronteras creativas del aclamado pintor.

El espectador puede contemplar algunas de las obras maestras de Goya, salidas indiscutiblemente de su propia mano, junto a otras de sus imitadores más notables. La confrontación, como no podía ser de otra forma, se salda siempre del lado de Goya.

"Cuando se pone un cuadro junto a otro, siempre hay uno que sale a flote y otro que se hunde irremisiblemente", explica la comisaria de la exposición, Mercedes Águeda Villar, profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y especialista en Goya. Águeda ha contribuido con sus investigaciones a arrojar luz en torno al problema de la atribución de las obras a Goya. En los últimos años, algunas piezas han sido descartadas del catálogo o calificadas como dudosas.

La exposición reúne 71 obras entre pinturas, grabados y dibujos; de ellos 5 óleos, 15 litografías o grabados y 4 dibujos son indiscutiblemente creaciones del propio Goya. Se muestran también otras 8 obras cuya atribución resulta más dudosa. La mayoría de las piezas proceden de la Fundación Lázaro Galdiano, cuyo museo ha organizado la exposición, aunque también han cedido piezas varios museos europeos y coleccionistas privados. Galdiano fue un coleccionista de arte de la primera mitad del siglo XX que compró un gran número de goyas, algunos de los cuales resultaron ser imitaciones.

Temáticas goyescas

Cada uno de los siete ámbitos de la exhibición gira en torno una temática goyesca y cuenta con una creación de Goya que permite comparaciones con las imitaciones. Entre estos apartados se encuentran los retratos reales, los niños, las funciones religiosas, la tauromaquia y el lado oscuro, en el que tienen cabida las escenas de brujería o de inquisidores. Mención aparte merece el capítulo dedicado a Rosario Weiss, supuesta hija ilegítima del pintor, de la que se muestran por vez primera al gran público algunas de sus creaciones. A Weiss se le ha atribuido la autoría de muchas obras de Goya. Águeda explica que a menudo se ha hablado de la posibilidad de que realizaran dibujos a medias. "¿Dónde empieza la mano de uno y acaba la del otro?", se pregunta la comisaria de la exposición. Águeda, que pone en duda el supuesto lazo de sangre entre Weiss y Goya, sí destaca que los dibujos firmados por la pintora la muestran como una aplicada copista sin excesiva creatividad, aunque sí con una buena mano para el retrato miniaturista.

La exhibición destaca por su interés en ofrecer un mensaje de carácter científico sobre el pantanoso terreno de las atribuciones de pinturas a Goya. Habría que retroceder hasta los años 1928- 1930 para encontrar una exposición de carácter similar. Sólo en Francia se han celebrado, a muy pequeña escala en las décadas de 1960 y 1970, exposiciones sobre los imitadores del mundo goyesco.

Se calcula que existen en todo el mundo 2.005 obras, entre dibujos, óleos y grabados, que se atribuyen a Goya. El hecho de que llegara a los 80 años con buen pulso y buen ojo permite confirmar que se trata de un autor prolífico. No obstante, existen muchos museos y coleccionistas privados reacios a permitir investigar sus piezas por el temor a que se descubra que no pueden atribuirse a su autor.

La exposición, que se inauguró en el museo de la fundación Lázaro Galdiano de Segovia, en Cataluña sólo podrá verse en Girona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 2003