X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Necrológica: »

Miguel Ángel Gil Corell, ecologista

Miguel Ángel Gil Corell falleció ayer por la mañana en Valencia a la edad de 82 años, después de sufrir una larga enfermedad.

Profesor de Ecología en la Facultad de Biología de la Universitat de València y maestro de varias generaciones de ecologistas, Gil Corell ha sido probablemente el defensor de la naturaleza valenciana con más años en activo.

Su compromiso cívico fue parejo a su profundo aprecio a la naturaleza. Ya en los años sesenta se significó como uno de los defensores de la protección del lago de la Albufera y de la Devesa del Saler. Sus actuaciones quedan documentadas en las hemerotecas, en unos tiempos en que no era nada fácil manifestarse en contra del poder establecido.

Posteriormente, durante la democracia, cuando se protegió el actual Parque Natural, fue presidente durante el Gobierno socialista de la Generalitat de la Junta Rectora del mismo y del resto de las juntas rectoras de los espacios protegidos valencianos, que tan bien conocía y estimaba.

Fue un hombre clave en el proceso de conservación y protección de los parques naturales valencianos, y especialmente del Parque de la Albufera.

El Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad Valenciana le distinguió el pasado mes de febrero como su primer miembro de honor, siendo objeto de un homenaje en la antigua Facultad de Ciencias, donde impartió sus clases, hoy sede restaurada del Rectorado de la Universitat de València.

Las cinco primeras promociones de biólogos valencianos tuvieron a Gil Corell -farmacéutico, analista clínico y especialista en ictiotoxicología y bromatología- como profesor de Ecología. Gil Corell era muy apreciado por su carácter, su magisterio y su enorme bagaje intelectual.

La Fundación de Amigos del Parque Natural de la Albufera es, quizás, la más joven de las asociaciones cívicas a la que perteneció Gil Corell, que, entre otros, fue socio fundador de AVIAT (Associació Valenciana d'Iniciatives i Accions en Defensa del Territori, puesta en marcha en los años setenta), embrión de la actual Acció Ecologista.

Fue, durante muchos años, presidente de la Sección de Ecología de de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, miembro de la junta directiva del Colegio de Farmacéuticos y de la Sociedad Española de Ornitología, entre otras muchas. De talante progresista, también formaba parte de la asociación nacionalista Acció Cultural del País Valencià.

Desde el ámbito privado y de la sociedad civil, Gil Corell fue un acérrimo defensor de la conservación del patrimonio natural valenciano. En los últimos años se había distanciado de la primera línea del movimiento cívico, si bien no dejó de expresar su oposición a la guerra de Irak.

Propietario de una farmacia en Massamagrell, Gil Corell se licenció en Farmacia por la Universidad de Barcelona. El funeral se realizará esta mañana en el tanatorio Atrium, de la pista de Silla de Valencia. Gil Corell era viudo y tenía una hija.-