Las propuestas teatrales ofrecen rebaja de precios y obras al aire libre

'El fantasma de la ópera' y 'Trilogía de la juventud' figuran entre los títulos veraniegos

Las salas de teatro más inquietas de la capital despliegan todas sus artes para retener al público en verano. Unas no cierran por vacaciones y otras, además, sacan sus espectáculos al fresco o rebajan el precio de las entradas. El Lope de Vega, el Alfil, Ensayo 100, Arlequín, Cuarta Pared o El Canto de la Cabra figuran entre los teatros que no descansan en esta época.

El espectáculo El fantasma de la ópera no descansa en julio ni agosto, así que seguirá sumando funciones a las más de 350 que ya ha representado en Madrid desde su estreno en el teatro Lope de Vega. Sus organizadores están exultantes: "Según un informe de la Sociedad General de Autores, éxitos como éste han contribuido al aumento de espectadores de teatro, que en el último año ha sido del 33,6%", comentan. Y para que la expectación no decaiga han rebajado el coste de las localidades 10 euros (902 262 726 o www.elcorteingles.es).

El teatro Alfil ha optado por montajes gamberros para refrescar al público este verano, en programación doble. Por la tarde (de miércoles a sábado, a las 20.30) un puñado de "deplorables reclusos" esperan en el corredor de la muerte a ser ajusticiados en el espectáculo 666. Mientras, las noches se reservan a dos actores que se muestran desnudos ante el público y hacen malabarismos en Las marionetas del pene (de martes a sábado, a las 23.00).

Otros hombres que no lo son sobre el escenario porque interpretan a mujeres han elegido el teatro Arlequín para dirigirse al respetable, a través de la comedia RGB. Los catalanes Josep Coll, Roberto Alonso y Josep M. Portavella mezclan textos y canciones de películas para describir el complejo universo de las mujeres que, según dicen, "no tienen problemas para llegar a fin de mes" (de miércoles a viernes, a las 22.30, y sábado, a las 23.00).

Butacas en la calle

Un atractivo más en la oferta cultural veraniega es la posibilidad de disfrutar del teatro al aire libre. Y de ese gancho se sirve el teatro Galileo, que ha puesto el patio del edificio a disposición de actores y público. Dentro de la programación municipal Veranos de la Villa 2003, la sala rinde homenaje a Jardiel Poncela con Usted tiene ojos de mujer fatal (de martes a domingo a las 22.30).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Canto de la Cabra también saca las butacas a la calle para que los espectadores disfruten de las noches al fresco a la par que degustan el espectáculo Nada es casual (de miércoles a domingo, 22.00).

El Teatro de Cámara tira por los derroteros del sainete para aliviar los rigores de la canícula y tiene programado El zapatero filósofo y La venganza de la Petra, en un claro recordatorio a su autor, Carlos Arniches. Las obras permanecerán durante todo el mes de agosto (viernes y sábado, a las 21.00, y domingo, a las 20.30).

El IV Ciclo Iberoamericano de las Artes mantendrá abiertas las puertas de la sala Ensayo 100 hasta mediados del próximo mes, ya que tienen que desfilar por el escenario nueve compañías españolas e iberoamericanas (todas las funciones son a las 21.30), mientras que Cuarta Pared concede una segunda prórroga a la tercera parte de su Trilogía de la Juventud durante todo este mes de julio (de jueves a domingo, a las 21.00) y Liberarte Teatro Estudio continúa hasta el día 27 con Pedro y el capitán, de Mario Benedetti (viernes, 21.00, y sábado, 22.00).

La sala Pradillo también alarga su cartelera hasta el 9 de agosto por la obra Caldo de cultivo, un espectáculo donde tres equipos de artistas muestran su visión de la vida en un lenguaje multidisciplinar (de miércoles a sábado, a las 21.00).

Más información: teléfono 010

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS