Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Europea adopta sanciones diplomáticas contra Cuba

Los Quince piden la libertad inmediata de los disidentes encarcelados

La Unión Europea, los países candidatos y los del Espacio Económico Europeo anunciaron ayer el inicio de una serie de sanciones diplomáticas contra Cuba. Mediante una carta abierta a la comunidad internacional, la UE deplora las ejecuciones y detenciones masivas de las últimas semanas y pide la libertad inmediata de todos los presos políticos.

La UE ya había dejado en suspenso las negociaciones para incorporar a Cuba en los acuerdos comerciales preferenciales a los que se quería unir la isla. Una fuente aseguró ayer que esta nueva iniciativa llega justo después de que las autoridades cubanas se hayan negado esta misma semana a recibir a los representantes de la Unión.

Las cuatro medidas tomadas por la UE y sus socios consisten en limitar las visitas gubernamentales de alto nivel, reducir la participación de los países miembros de la Unión en acontecimientos culturales, invitar a los disidentes cubanos a la celebración de eventos nacionales y volver a examinar la posición común de la UE.

El mismo formato del anuncio, mediante carta pública, es ya una forma de sanción diplomática. "Nosotros no queríamos tomar ninguna represalia contra Cuba", dijo ayer el portavoz de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Diego de Ojeda. "El problema es que Cuba no nos ha dejado margen de maniobra", añadió.

La misiva europea deplora que las autoridades cubanas no sólo hayan violado las libertades fundamentales en la isla, sino que hayan "privado también a civiles del derecho humano más fundamental, el derecho a la vida", y que hayan "quebrantado la moratoria que existía de facto sobre la pena de muerte".

La carta continúa: "La UE, profundamente preocupada por la continua violación flagrante de los derechos humanos y de las libertades fundamentales de miembros de la oposición cubana y de periodistas independientes que se ven privados de libertad por haber expresado libremente sus opiniones, insta una vez más a las autoridades cubanas a que liberen inmediatamente a los prisioneros políticos. A la espera de una respuesta favorable de las autoridades cubanas, la UE, consciente de que cada vez más informes denuncian condiciones de detención deplorables de prisioneros con graves problemas de salud, hace un llamamiento a las autoridades cubanas para que mientras tanto eviten el sufrimiento inútil de los prisioneros y no los sometan a tratos inhumanos".

A la decisión unánime tomada por los 15 países de la UE se suman Chipre, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, Bulgaria, Rumania, Islandia, Noruega y Liechtenstein. La UE es el socio comercial más importante de Cuba, además del principal inversor. Por países, España es el segundo socio comercial más importante después de Canadá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2003