Dos inmigrantes mueren al arrojarse al mar desde una lancha en Granada

En la embarcación viajaban otras 22 personas, de las que seis permanecen desaparecidas

Dos inmigrantes marroquíes perecieron ayer ahogados en aguas de Salobreña (Granada) al tratar de ganar a nado la costa y eludir a los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera que, alrededor de las cuatro de la madrugada, habían detectado la presencia de la embarcación. Los fallecidos viajaban a bordo de una lancha neumática junto con otras 26 personas, de las cuales 20 fueron detenidas por la Guardia Civil a lo largo de la jornada. Seis inmigrantes permanecen desaparecidos. Los agentes rastrearon infructuosamente el fondo marino en busca de otros cuerpos, por lo que no descartan que los inmigrantes desaparecidos se encuentren escondidos.

Los cuerpos sin vida fueron rescatados del mar por los grupos de socorro poco después de que fuera descubierta la lancha. Otras tres personas necesitaron atención médica ya que sufrían hipotermia. Los fallecidos, junto con la mayoría de los ocupantes de la embarcación, decidieron arrojarse al mar cuando, a unos 60 metros de la costa, se percataron de que los servicios de vigilancia se disponían a interceptarlos.

Los agentes lograron acercarse a la lancha en una zodiac y llevaron a tierra a los ocho inmigrantes que habían optado por quedarse a bordo. La detención de los inmigrantes que llegaron a la costa a nado fue muy laboriosa y se prolongó a lo largo del día. La Guardia Civil detuvo a las diez de la mañana a 14 personas y luego a otras seis.

Como ya ocurrió el lunes pasado, debido a la insuficiencia de alojamientos en la comisaría de Motril, los inmigrantes detenidos fueron inmediatamente interrogados y estaba previsto que por la tarde partieran hacia Algeciras para ser repatriados.

La costa granadina se ha convertido en la última semana en uno de los puntos escogidos por los inmigrantes africanos para llegar a la península. El lunes pasado fueron detenidas 66 personas.

Búsqueda en Fuerteventura

Por otro lado, el grupo especial de actividades subacuáticas de la Guardia Civil abandonó ayer las inmersiones en busca de los nueve africanos que cayeron al mar la madrugada del pasado lunes a casi dos kilómetros de la costa sur de Fuerteventura, cuando volcó la patera en la que viajaban 23 personas, informa Juan Manuel Pardellas. Según la versión oficial, sus ocupantes habían divisado la patrullera que iba a interceptarles, se pusieron de pie, perdieron el equilibrio y cayeron al mar. Los agentes de la Guardia Civil rescataron a 11 con vida, quienes alertaron de que había otras 12 personas más con ellos en la embarcación.

Durante las labores de búsqueda han sido encontrados tres cadáveres a pocos metros del Faro de la Entallada, hacia donde se dirigía el bote, navegando en paralelo junto a otro que sí alcanzó la costa, si bien sus ocupantes fueron detenidos al llegar a tierra. Ayer aumentaron las dificultades para la búsqueda ya que comenzó a soplar fuerte viento y empeoraron las condiciones del mar.

Un guardia civil observa desde la costa de Salobreña la zona donde fueron interceptados 14 inmigrantes.
Un guardia civil observa desde la costa de Salobreña la zona donde fueron interceptados 14 inmigrantes.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50