Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Andrés Caramés, ex seleccionador nacional de hockey sobre patines

Andrés Caramés, ex seleccionador nacional de hockey sobre patines y entrenador del Liceo de A Coruña en su edad de oro, fue enterrado ayer en su localidad natal de Mieres (Asturias). Caramés, de 57 años y que pertenecía al equipo de fisioterapeutas del Deportivo de A Coruña, falleció el miércoles en su domicilio de la ciudad gallega a consecuencia de un cáncer.

"Es un golpe muy duro", declaró el presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, quien lo conocía desde hace más de 20 años. "Era una persona de una extraordinaria calidad humana y un grandísimo profesional".

Juan Andrés Suárez Caramés, su poco conocido nombre completo, nació en la localidad de Ablaña, en el municipio de Mieres y comenzó a jugar al hockey en el antiguo Fabrimieres. Tuvo poca historia como jugador, pero logró el éxito como entrenador y protagonizó a principios de la década de los ochenta la etapa más gloriosa del hockey asturiano.

Empezó llevando al Kiber con una plantilla de jóvenes mierenses a la División de Honor. Fichó entonces por el ovetense Cibeles y entre 1976 y 1985 llevó al equipo a su mayor gloria. En junio de 1980 consiguió romper la hegemonía catalana en este deporte y conquistó la Copa del Rey en la final jugada en Salamanca. Un año después, ya en torneo continental, Camarés y Cibeles lograron ser subcampeones de la Recopa de Europa. En el prestigioso torneo de Montreux el club de la capital asturiana llegaría a ganar a la potente selección portuguesa, tradicionalmente una de las mejores selecciones del mundo.

Pero los mayores éxitos le esperaban en A Coruña, adonde se fue en 1985 reclamado por el Liceo. El club estaba presidido por Lendoi-ro, quien ensayó por primera vez la fórmula que tanto éxito le reportaría luego en el Deportivo.

Con Caramés en el banquillo y los rutilantes fichajes gestionados por el presidente, el Liceo, hasta entonces un equipo de segunda fila, desafió la histórica supremacía del ho-ckey catalán y se convirtió en una de las escuadras más potentes de Europa. En las ocho temporadas que estuvo en el conjunto coruñés lo ganó prácticamente todo: cinco ligas, tres copas de Europa, copas del Rey y hasta la Copa Intercontinental.

Y en esa progresión fue nombrado seleccionador nacional de un deporte donde España ha conseguido tradicionalmente grandes éxitos. Después de cuatro años al frente de la selección española, Caramés abandonó el hockey y volvió a ser reclamado por Lendoiro, esta vez para incorporarse al equipo de fisioterapeutas del Deportivo. Desde 2000 dirigía la clínica de fisioterapia del club gallego.

El pasado mes de diciembre fue objeto de un cálido homenaje en Oviedo. Ayer se celebró un funeral por su eterno descanso en la iglesia de San Juan de Mieres del Camino.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2003