REPRESIÓN EN CUBA

Washington y Madrid condenan las muertes y la vulneración de los derechos fundamentales en Cuba

Madrid / Bruselas - 11 abr 2003 - 22:00 UTC

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, lamentó ayer la "vulneración" de "derechos fundamentales" ocurrida en Cuba, tras las ejecuciones de los secuestradores. "Yo no tengo los detalles, pero sospecho que este juicio -y ésta es la primera vulneración de los derechos funda-mentales- ha carecido de las garantías esenciales. Luego, indudablemente, está la pena de muerte", explicó Palacio, quien avanzó que el Gobierno "tomará las decisiones oportunas". A esta condena, se sumó la de Izquierda Unida, que tachó las ejecuciones de "una tragedia humana de primera magnitud".

"Estas ejecuciones revelan la naturaleza del tiránico régimen y de los tribunales arbitrarios que caracterizan a Cuba", dijo Dan Fisk, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE UU.

Más información

Desde el exilio cubano en Miami, Mariela Ferretti, portavoz de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), dijo: "Es evidente que [el Gobierno cubano] está buscando enviar un mensaje sangriento, de terror, a la población".

El Parlamento Europeo adoptó el jueves por la tarde una resolución apoyada por la mayor parte de los grupos políticos en la que condena "enérgicamente la ola de detenciones y sentencias" de los últimos meses contra activistas de los derechos humanos, opositores o periodistas independientes y pide "la inmediata liberación de los detenidos". Los tribunales cubanos han condenado en tres juicios celebrados en los últimos días a 75 disidentes y opositores.

La resolución del Parlamento Europeo salió adelante por 94 votos a favor, siete en contra y cinco abstenciones, ya que fue votada a última hora del jueves, cuando el grueso de la Eurocámara (626 escaños en total) ya estaba de vuelta a casa. El Partido Popular, mayoritario en la Eurocámara con 232 escaños, fue el primero en presentar un borrador de resolución que finalmente ha sido aceptado sin cambios sustanciales por el resto. El texto asumido por el Parlamento de Estrasburgo pide un gesto positivo por parte del régimen de Fidel Castro lo que demostraría, según los diputados, "la voluntad del Gobierno cubano de proseguir un diálogo político con la UE y materializar la adhesión de Cuba al Acuerdo de Cotunú".

El comisario europeo de Mercado Interior y Fiscalidad, Frits Bolkestein, confirmó que es difícil reconciliar la posición actual del régimen cubano con su entrada en el Acuerdo de Cotonú, que ordena las relaciones comerciales de la UE con el Caribe. La eurodiputada del PP Concepció Ferrer rechazó la adhesión de Cuba al mencionado acuerdo mientras no se libere a los presos.

Dos eurodiputados socialistas, el español Emilio Menéndez del Valle y el alemán Jannis Sakellariou, se reunieron el fin de semana pasado con disidentes y miembros de la Administración de Castro en la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de abril de 2003.

Lo más visto en...

Top 50