IU denuncia el acoso de grupos neonazis a su sede de Moratalaz

La diputada regional de IU Inés Sánchez Peral denunció ayer la pintada de una gran cruz gamada en la fachada de la sede de IU de Moratalaz, lo que, sumado a otros incidentes ocurridos en los últimos días, ha llevado a pensar a esta formación que sus autores son un grupo de neonazis que actúa en la zona.

Sánchez Peral explicó que, desde hace unos 15 días, "alguien" retira de las calles de Moratalaz los carteles de "Moratalaz dice no a la guerra", promovidos por IU, el PSOE y algunas asociaciones del barrio, y los deposita por la noche a las puertas de la sede de IU. La diputada contó también que hace unas tres semanas un grupo de jóvenes de IU que pegaba carteles fue "perseguido" por un coche, al que finalmente lograron "esquivar". Sánchez, que ha informado de los hechos al comisario de Moratalaz, afirmó que "una cruz gamada no la pinta nadie al azar, sino que es algo premeditado".

Afirmó que "a nadie se le escapa que en San Blas hay varios grupos nazis organizados" y exigió al delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, que "la policía los controle y los detenga". Esta sede de IU ya fue blanco de ataques en distintas épocas, pero llevaba dos años sin sufrir ninguna agresión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS