Entrevista:CARLOS WESTENDORP | Eurodiputado y 'número 5' del PSOE a la Comunidad de Madrid

"Si el PSOE gana las elecciones, dejaré el 'euroescaño'. Si pierde, me lo plantearé"

Su currículo queda muy lejos de Madrid: último ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Felipe González, embajador de España ante la ONU, alto representante internacional en Bosnia entre 1997 y 1999 y, a día de hoy, presidente de la Comisión de Industria, Comercio Exterior, Investigación y Energía del Parlamento Europeo. Carlos Westendorp, madrileño de 66 años, licenciado en Derecho y diplomático de carrera, ocupará el número cinco en la lista del PSOE a las elecciones autonómicas del próximo mayo.

Pregunta. ¿Qué aporta un experto en diplomacia a la política madrileña?

Respuesta. La dimensión europea. Esta región tiene que entrar en la órbita de las más competitivas del continente, como Renania, Île de France, Londres... En los últimos años ha perdido mucho peso y, sobre todo, ha perdido el carácter de motor de España en Europa. Creo que mi experiencia podría ayudar a recuperar ese peso europeo de la región. Hay que poner a Madrid en órbita.

P. ¿Cómo lo haría?

R. La política económica del Gobierno del PP en los últimos años ha sido casi una prolongación de la de Joaquín Leguina [del PSOE]. Pero ha descuidado dos cosas: la calidad del empleo, que en Madrid es inestable y precario, y la industria tradicional, que pierde peso a favor del sector servicios. No se ha puesto énfasis en algo fundamental: la sociedad del conocimiento, la I+D, las nuevas tecnologías. Eso daría impulso a la región.

P. Si el PSOE gana las elecciones, ¿qué consejería le gustaría dirigir?

R. No conozco aún el organigrama de gobierno. Pero sería algo relacionado precisamente con I+D, la industria, las nuevas tecnologías, el empleo...

P. El número dos de la lista socialista al Ayuntamiento de Madrid, Enrique Barón, ha dicho que compatibilizará su cargo de europarlamentario con el de concejal. ¿Dejará usted su escaño de eurodiputado por el de la Asamblea de Madrid?

R. Sí, por supuesto. Ambos escaños son incompatibles de derecho y de hecho. Y creo que, en el caso del Ayuntamiento, si el PSOE gana las elecciones, también sería incompatible de hecho, aunque no lo fuera de derecho. No se puede gobernar una ciudad como Madrid a distancia.

P. ¿Y si el PSOE perdiera?

R. Eso no me lo planteo. Estoy seguro de que vamos a ganar.

P. Pero, si su partido perdiese, ¿cambiaría usted el escaño europeo por el autonómico?

R. Eso me lo plantearé cuando llegue el momento. Pero no creo que perdamos.

P. Después de tantos años fuera de Madrid, ¿le apetece volver?

R. Sí, aunque no me esperaba la oferta de Rafael Simancas [candidato socialista a la presidencia de la Comunidad]. Vino a verme y me comunicó que me quería en su equipo. "Madrid pasa por Europa", dijo. Yo casi ni me lo pensé: le dije que sí porque es el secretario general del PSOE en mi comunidad y porque me siento encantado y orgulloso del ofrecimiento. Además, ahora pasaré más tiempo con mi familia.

P. Después de lidiar con serbios y bosnios primero y con los representantes de los Estados europeos después, ¿no se aburrirá con la política madrileña?

R. No creo. La política regional es más concreta, más cercana, y te exige más porque tienes que estar más al detalle. Y, además, en Bosnia hice cosas muy concretas: la bandera, el himno, hasta las placas de matrícula...

P. ¿Cómo se prepara para su aterrizaje? ¿Tiene ya una idea de lo que echa de menos como madrileño en esta región?

R. Nunca he mirado Madrid con ojos de gobernarla, así que no puedo hacer una disección de sus problemas. Sí pienso que hay un crecimiento desigual entre el norte y el cinturón industrial. Y lo que decía antes: la pérdida de empleo industrial, la deslocalización de las fábricas. Pero me estoy documentando, leyendo informes, nuestro programa electoral... Ahora lo importante es concretar ante los ciudadanos nuestro programa para que sepan distinguirlo del de la competencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de marzo de 2003.