Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE ECOLÓGICA | La gestión de la Xunta

Prohibida la extracción de percebe en un tramo de la costa asturiana

El Gobierno asturiano ha decidido interrumpir cautelarmente la extracción de percebe entre Oviñana y cabo Peñas por haberse detectado capturas contaminadas por fuel procedente del Prestige. En la resolución notificada ayer a las cofradías se establece que esta medida durará indefinidamente hasta que se promulgue otra de apertura, si las circunstancias vuelven a la normalidad, o hasta el 30 de abril, fecha en que finaliza la campaña del percebe.

La detección de los percebes contaminados se produjo a través del Programa de Control de Productos de la Pesca puesto en marcha por el Gobierno asturiano a raíz del vertido del Prestige. Este programa tiene el objetivo esencial de evitar la entrada en la cadena alimentaria de cualquier producto de la pesca que ofrezca la más mínima duda desde el punto de vista del consumo. Desde que se puso en marcha se produjeron 1.865 inspecciones en lonjas, cetáreas, depuradoras, almacenes de pescado, industrias de transformación, hipermercados y supermercados, pescaderías minoristas y restauración colectiva, así como el envío de un centenar de muestras al Centro Nacional de Alimentación de Majadahonda (Madrid).

Un total de 22 playas y 40 zonas rocosas de la costa asturiana siguen parcialmente afectadas por los vertidos procedentes del petrolero naufragado el 13 de noviembre ante las costas gallegas. En los reconocimientos aéreos realizados ayer en las aguas asturianas no fueron halladas nuevas manchas de hidrocarburos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de marzo de 2003