Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | El debate en España

Zapatero pide al PP que se preocupe por las vidas y no por los votos

"Cuando se abre la esperanza del desarme, Aznar y Bush se enfadan"

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se dirigió ayer a los parlamentarios y cargos públicos del PP para que cambien de posición respecto a Irak. "Les pido que cambien, pero no porque la posición del Gobierno les perjudique en sus elecciones, sino por la pérdida de vidas y por la difícil situación en la que se está colocando a España". Zapatero recordó que la ONU exige el desarme y no el cambio de régimen, y emplazó a Aznar a que "respete la legalidad internacional y la carta de Naciones Unidas".

El líder socialista acudió ayer a la localidad madrileña de Móstoles para apoyar a su alcalde, el socialista José María Arteta, y al candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rafael Simancas. Pero la posición del Gobierno de España sobre Irak fue el asunto central de su intervención. Y fue bien acogido por la militancia socialista que llenó el pabellón de deportes de Móstolesó, llegada de todos los pueblos del sur de la Comunidad, a juzgar por las repetidas ocasiones en las que se coreó el no a la guerra. También Zapatero escuchó repetidamente el grito de "presidente, presidente". Sonrió y sólo dijo: "Todo se andará".

Las votaciones que se producirán en el Congreso mañana, martes, sobre la posición de España en este conflicto y que se realizarán con carácter secreto, le sirvieron a Zapatero, sin mencionarlas explicitamente, para pedir a los parlamentarios del PP que se dejen llevar por sus principios y voten "contra la guerra". Pero Zapatero no sólo se dirigió a los parlamentarios sino también a los cargos públicos del PP, alcaldes y concejales para que manifiesten su desacuerdo, dando por supuesto que existe.

Aunque en el PP reina la disciplina, sí hay una preocupación notable por la contestación social que está produciendo la posición del Gobierno y sus efectos en las elecciones municipales y autonómicas del 25 de mayo. "Pido al PP que cambie pero no por los votos sino por las vidas humanas que pueden perderse, por la catástrofe de la guerra y por el papel impropio que España está jugando en esta crisis", dijo Zapatero. A su partido también le dirigió un mensaje: "La prioridad es parar la guerra, muy por delante de ganar las elecciones porque éstas se producen cada cuatro años". El líder socialista pidió a sus militantes que continúen "en primera línea" apoyando al mundo de la cultura, a las ONG y a todos los movimientos sociales que luchan por que no se produzca un ataque".

Se preguntó con consternación el líder socialista por qué, ahora, cuando hay un atisbo de esperanza de que Sadam Husein cumpla el mandato de Naciones Unidas y se produzca el desarme, "Aznar y Bush se enfadan". "Le pido al señor Aznar que la próxima vez que vea al señor Bush le diga que los españoles no quieren la guerra".

El líder socialista dejó claro su malestar por la actitud de Estados Unidos muy renuente a aceptar la aparente voluntad del gobernante iraquí a cumplir la resolución 1441 de Naciones Unidas. Y, por si acaso, recordó al presidente Aznar qué es exactamente lo que dice la Carta de Naciones Unidas, "que en absoluto justifica un ataque para cambiar un régimen". Respeto es lo que pide Zapatero para el trabajo del Consejo de Seguridad. "Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad son instancias que hay que preservar y respetar y, por tanto, evitar presiones a sus miembros". También envió un mensaje de apoyo a los Gobiernos de Chile y México para que mantengan en sus actuaciones el respeto "a la opinión de sus pueblos y no cedan".

El líder socialista hizo un canto a los valores y principios "de la vieja Europa" y a que España se mantenga como un país de diálogo y muy unido a Latinoamérica, al mundo árabe y a los países del Mediterráneo.

El candidato a la comunidad, Rafael Simancas, también hizo un canto territorial, pero esta vez, al sur de la Comunidad de Madrid, cuyas ciudades están gobernadas mayoritariamente por el PSOE y modelo, a su juicio, de bienestar social. No ocultó que si puede, gobernará con IU. "Prefiero encontrarme con IU que con el ranchero de Tejas", confesó

España responde hoy a la OTAN

El Gobierno español concretará hoy, según comunicó el viernes a la OTAN, las fuerzas militares que aportará a la defensa de Turquía ante una eventual represalia de Irak. Hoy se celebra en el Cuartel General del Mando Supremo Aliado para Europa, en Mons (Bélgica), la Conferencia de Generación de Fuerzas, en la que se acordará la contribución de cada país ante un posible ataque de Irak a Turquía. La previsión inicial de España es desplegar en Turquía un destacamento formado por seis cazabombarderos F-18 para misiones de defensa aérea. El vicepresidente primero, Mariano Rajoy, confirmó el sábado que habrá contribución española, aunque no quiso entrar en detalles sobre cuál sería la aportación. Rajoy dijo que lo que se decidirá hoy es la aportación que hará cada uno de los países de la OTAN "con el único y exclusivo objeto de defender a Turquía, a lo que tiene derecho con arreglo al Tratado de Washington, y para el supuesto de que hubiera un ataque de Irak".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de marzo de 2003

Más información