Entrevista:CAREW | Delantero del Valencia | FÚTBOL | La jornada de Liga

"Ronaldo sólo tiene un regate"

"¡Cinco minutos!". Ese es el tiempo que concede en un principio John Carew a esta entrevista, si bien después se prolongue hasta cerca de 20 minutos. Está a la defensiva el delantero noruego del Valencia, de 23 años, pese a estar firmando una temporada notable, la mejor desde que llegó del Rosenborg noruego en 2001. Hoy se enfrenta al Mallorca en Mestalla.

Pregunta. Lleva nueve goles y seis pases de gol. Sorprende esta última faceta. ¿Es una casualidad?

Respuesta. No, en la primera temporada ya di muchos pases de gol. Es mi tipo de juego: hago muchos uno contra uno por las bandas y soy muy poco egoísta.

P. Sin embargo, ha fallado ocasiones clarísimas de gol.

R. No, eso no interesa. La gente debería comprenderlo mejor. Yo fallé una clara contra el Ajax, pero era más difícil que muchas que fallan los grandes jugadores según la gente, Kluivert y Raúl, y nadie habla de ello. Kluivert falla tres o cuatro al año y nadie dice nada. Eso se debe a la falta de sabiduría futbolística de los periodistas.

"Los jugadores de hace 30 años eran caballeros de pelo largo, el culo gordo e iban caminando"

Más información

P. Pero Raúl y Kluivert están consolidados en la élite y usted no.

R. Pues por eso, si ellos están en la élite no pueden fallar eso.

P. Por muy bien que usted juegue, el Valencia siempre busca un gran delantero.

R. Sé que los delanteros que quieran comprar no van a hacer el trabajo que hacemos los de aquí, por el sistema del Valencia: luchar, abrir huecos para que llegue Aimar... Si hay un delantero que haga eso, que lo compren. Pero nadie va a venir aquí sólo para estar en el área y marcar.

P. Ha declarado que la temporada pasada rindió poco por llevar una vida disipada.

R. Al principio estaba un poco cansado, porque el año anterior había disputado más de 60 partidos. Luego entraba y salía del equipo, no tenía energía, pero, sobre todo, no estaba muy concentrado.

P. ¿Se cuida más ahora?, ¿sale menos de fiesta?

R. Me cuido lo mismo, porque como bien. Y lo de salir es una tontería: es verdad que ahora salgo menos, pero el año pasado salía con toda la plantilla. Aquí no hay nadie que salga más que otro.

P. También le perjudicó pasar demasiado tiempo en el gimnasio.

R. Sí, seis meses, y perdí velocidad y agilidad.

P. ¿Y por qué se puso a hacer pesas?, ¿quién se lo recomendó?

R. Porque no estaba en el equipo y tenía que hacer algo. Quería ganar fuerza, pero no me interesa hablar de eso. Ahora hago menos pesas y me encuentro mejor.

P. A usted Mestalla, al principio, lo recibió con desconfianza y el Valencia, incluso, lo quiso traspasar al Fulham.

R. Pero es que hice también partidos muy buenos el año pasado. Ante el Inter, por ejemplo.

P. Pero tenía muchos altibajos.

R. No, lo que ocurría es que hacía un buen partido y al siguiente no jugaba.

P. O sea que el técnico no confiaba en usted como ahora.

R. Claro que no.

P. ¿Le afectó la presión?

R. La presión siempre afecta, pero tienes que olvidarla. Los jugadores metemos la pierna y nos la pueden romper. O podemos acabar en silla de ruedas. Si yo voy a ver los toros, me callo por respeto: el torero está jugándose la vida y yo estoy en la grada con el bocata y la coca-cola. Yo estoy muy seguro y él está arriesgando su vida.

P. ¿Se siente como un torero?

R. No, pero el fútbol también tiene su peligro.

P. ¿Es cierto que en verano se entrena con unos atletas noruegos?

R. Sí. Eso lo hago cada pretemporada desde hace cinco años.

P. ¿Físicamente está mejor?

R. Sí, estoy rápido y resistente.

P. Pese a ser tan alto, usted es veloz en distancias cortas.

R. Sí, tengo velocidad mezclada con la fuerza. Dentro de 20 años, no habrá un futbolista que haga los 100 metros en más de 11 segundos. El fútbol cada vez será más físico, claro que con calidad, como Aimar. Si ves el fútbol de hace 30 años, ¿cómo eran los jugadores? Eran caballeros con el pelo largo, el culo gordo, comían mal y caminaban por el campo.

P. ¿Ha encontrado algún defensa más rápido que usted?

R. Roberto Carlos, pero sólo en los primeros 10 metros.

P. ¿Ha evolucinado su técnica?

R. Lo importante es la confianza. Cuando era pequeño, yo era muy técnico. Después he crecido mucho... Pero la base, el abc, lo tengo bastante bien. No pierdo muchos balones, aunque tampoco hago frivolidades.

P. ¿Hay algún aspecto técnico que esté mejorando?

R. Sí. Las bicicletas ésas. Las hacía mucho, pero luego, como sólo necesitaba la velocidad para pasar al rival, perdí la bicicleta. Si la tuviera, cogería aún más ventaja. Mira Ronaldo: no tiene muchas cosas como Aimar, pero sí una o dos que las ha hecho toda su vida: una bicicleta y una finta que tiene grabadas. Siempre la misma: pasa la pierna derecha por encima del balón y sale por la izquierda. Es su gran arma y a mí me falta un arma. Sólo necesito un regate especial y estoy buscándolo. Tengo dos o tres en mente, pero necesito uno.

P. ¿Ronaldo es el mejor delantero del mundo?

R. Delanteros puros sólo lo son Vieri y Van Nistelrooy, que están siempre en el área. Después hay otro tipo que coge más campo, como Henry, que corre muy bien, mucho más que Ronaldo, aunque éste sea más explosivo. Depende del sistema del entrenador.

P. ¿Sigue coleccionando vídeos?

R. Mi padre graba todos mis partidos y las entrevistas. Cerca de 300 horas de vídeo. Cuando me retire, podré verlos.

SCIAMMARELLA

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50