Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte y la vida de los últimos 30 años se funden en 'Micropolíticas'

El Espai d'Art de Castellón abre la primera exposición del proyecto, de 2001 a 1989

El proyecto Micropolíticas abarca los últimos 30 años en el Espai d'Art Contemporani de Castellón (EACC), desde el pasado viernes hasta el próximo mes de septiembre. Tres fechas emblemáticas centran la idea, en lo que serán tres exposiciones que abarcarán desde 2001 a 1968: los atentados del 11-S de 2001, la década de los ochenta y las revueltas de mayo del 68, con el objetivo de marcar los momentos claves de la transformación del sujeto, de la intimidad y de las relaciones personales reflejadas en el arte.

Micropolíticas se detiene en las manifestaciones y épocas que han provocado un no exiguo impacto en el individuo, la ruptura del maniqueísmo y el resquebrajamiento del pensamiento bipolar, "a favor de un igualmente pavoroso pensamiento único", tal como indican los comisarios de la muestra, Juan Vicente Aliaga, María Corral y José Miguel García Cortés. Sólo dos artistas participarán en las tres muestras: Louise Bourgeois y Bruce Nauman, que presentarán piezas de cada uno de los periodos.

Varias han sido las bases teóricas sobre las que los comisarios idearon Micropolíticas. Los textos de Guy Debord y de Michel Foucault, con las críticas a las sociedad de su tiempo y la reivindicación de lo sectorial y lo minoritario; el impacto del feminismo; las reflexiones de Deleuze y Guattari con la existencia de psiques distintas a las "habituales"; la diversidad sexual; los discursos poscoloniales y el impacto de otras culturas y la crítica al intrusismo y el desdibujamiento de la frontera entre lo público y lo privado se ven reflejados en todas las obras, señala Juan Vicente Aliaga. Así, el proyecto quiere partir de la actualidad para bucear en decenios anteriores y mostrar temas que afectan al conjunto de la sociedad y que "no sólo interesan a los muy cercanos al arte contemporáneo", según García Cortés.

Desarraigo

Arte y cotidianeidad: 2001-1989 es la primera de las exposiciones, que da la bienvenida al espacio con una instalación de Chantal Akerman, From the other side, que se exhibió en la Documenta de Kassel y que se muestra por primera vez en España. Es un trabajo que habla del desarraigo y la exclusión desde la experiencia personal de un niño.

El EACC ha variado absolutamente su estructura para albergar la más de una docena de piezas que, según María Corral, conforman un conjunto "con un alto contenido teórico y actual y que, al mismo tiempo, destaca por la calidad de las obras".

Una de las piezas más impresionantes es la del ruso Ilya Kabakov, incluida en el tiempo de la caída del muro de Berlín y del bloque soviético. Las puertas de un cuarto de baño, como único lugar de libertad y privacidad, es una obra cómica y trágica que convierte al espectador en testigo de una sesión íntima y absurda a la vez.

Louise Bourgeois está representada con una de sus Células, muestra de que, como dice él mismo en el catálogo, "el arte es la experimentación o, mejor, la reexperimentación del trauma".

La primera exposición de Micropolíticas, que se exhibirá hasta el 30 de marzo, cuenta también con piezas de Eija-Liisa Ahtila, Alicia Framis, Ken Lum, Aernout Mik, Catherine Opie, Martín Parr, Ann-Sofie Sidén, Atelier van Lieshout, William Wearing y Andrea Zittel.

Además, el flujo de conductas de los últimos treinta años, la representación de las subjetividades, se analizará desde varios campos de la creación. También desde el cine, la literatura y la música.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de febrero de 2003