Garzón pide a Yemen e Indonesia que investiguen teléfonos a los que llamaba un jefe de Al Qaeda

Más información

De aquellos 11 detenidos, Garzón imputó a ocho de ellos tantos delitos de terrorismo como víctimas se produjeron el 11 de septiembre de 2001, además de integración en una organización terrorista, delitos continuados de falsedad en documentos y robos. Tras los atentados, la policía alemana encontró en una casa donde se había alojado uno de los secuestradores de un avión una agenda con el número de teléfono de una vivienda de Fuenlabrada (Madrid) en la que residió Abu Dahdah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de enero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50