Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conductores exigen que se aclare ya la gestión del control del tráfico

El RAC exige a Interior y las diputaciones "que se coordinen"

El Real Automóvil Club Vasco Navarro, la mayor asociación de conductores de las dos comunidades, exigió ayer al Departamento de Interior y a las tres diputaciones "que se coordinen de una vez" para gestionar el control del tráfico y las carreteras, y que solucionen el serio conflicto que les enfrenta desde hace meses por aclarar quién tiene la competencia en esta materia. El RAC, que considera que el litigio afecta a la seguridad vial, presentó ayer una encuesta que cifra en 187.000 el número de conductores que no usan el cinturón de seguridad en el País Vasco.

El principal colectivo de conductores del País Vasco y Navarra, con un total de 75.000 asociados, salió ayer al paso de la polémica que enfrenta al Gobierno vasco con las tres diputaciones en materia de tráfico, y que, a su juicio, impide que el servicio de control de las carreteras funcione de una manera correcta.

Desde 2001, los gobiernos forales, por un parte, y el autonómico, por otra, discuten sobre quién tiene la potestad para controlar las intensidades de tráfico en las carreteras, informar mediante paneles a los conductores, colocar cámaras en las autovías, etcétera. El asunto ha terminado en la Comisión Arbitral, el organismo que debe decidir cuál es la administración competente. Mientras, llevan más de un año de disputas, que les ha llevado también a los tribunales, porque las diputaciones niegan al Gobierno, y viceversa, permisos para instalar el material necesario en las carreteras.

El RAC considera que este conflicto afecta directamente a los conductores. "Como usuario, me parece vergonzoso", reconoció ayer Luis Murguía, directivo de la asociación en el País Vasco y asesor del área de Movilidad. "Les pedimos que se coordinen y de una vez funcione el servicio", agregó. En estos momentos, el Gobierno vasco tiene su propio centro, aunque sin posibilidad de ponerlo en marcha, y las diputaciones, los suyos, pero sin mantener ninguna coordinación con el Ejecutivo.

Además, existen otras fricciones entre Interior y las diputaciones. Éstas se quejan de que el Gobierno no les facilita los datos detallados sobre siniestralidad, fundamentales para un correcto mantenimiento de las carreteras. Interior asegura que sí se los entrega, aunque no con el grado de detalle que exigen las diputaciones.

El RAC no quiere opinar sobre qué institución es la que debería gestionar el control del tráfico; sólo exige que se solucione cuanto antes la situación. Los directivos del Real Automóvil Club también pidieron a las administraciones que mejoren la toma de datos en los accidentes, para conocer mejor las causas y las condiciones en que se producen. "Ahora se empiezan a tomar", reconoció Alfonso Perona, representante de la Fundación RAC de Cataluña, quien también pidió "una mayor vigilancia" en las carreteras, para asegurarse de que los viajeros usan el cinturón de seguridad.

Mientras, el RAC ha encargado un estudio para comprobar las causas de los accidentes, el uso que se hace del cinturón de seguridad y el grado de conocimiento de los usuarios sobre la nueva ley de Seguridad Vial. La encuesta se ha realizado en toda España y ayer se presentaron en Vitoria los datos correspondientes al País Vasco. Entre sus conclusiones, resalta el número de personas que no usa habitualmente el cinturón de seguridad, pese a ser obligatorio. De las consultados, un 17,67% no lo utiliza, lo que extrapolado supone unos 187.000 conductores en toda Euskadi.

Niños sin cinturón

El Gobierno ofreció unos datos esclarecedores hace dos meses: uno de cada tres (el 34,5%) fallecidos en accidente de tráfico en Euskadi no llevaba el cinturón. Poco a poco, hay más viajeros que sí cumplen este requisito, aunque el País Vasco todavía está lejos de los países más avanzados en este sentido, como el Reino Unido o Suecia. En el total de España, un 13,83% de que no usa el cinturón.

La encuesta, con una base muestral en la comunidad de 405 conductores, constata que hay todavía un amplio número de personas, un 10%, es decir, unas 100.000 en el País Vasco, que no considera imprescindible que los niños lleven el cinturón puesto. La mayoría aduce la antigüedad de su vehículo -que no dispone de cinturón en la parte trasera- o la incomodidad que supone.

El cinturón sí se utiliza masivamente en carretera y trayectos largos (por encima del 98%), pero este hábito se relaja cuando se transita por ciudad o en trayectos cortos (cae hasta el 70%). Y más aún cuando la persona se sienta en la parte trasera del vehículo: sólo un 36% se lo coloca. La mayoría de los encuestados dice que no utiliza el cinturón "por olvido" y porque "es incómodo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002