Las fuerzas de seguridad de Colombia frustran un atentado contra Uribe

Las fuerzas de seguridad colombianas evitaron ayer un atentado contra el presidente, Alvaro Uribe, en Medellín (noroeste), donde había viajado para reunirse con autoridades de la zona. En la capital, Bogotá, la Policía halló y desactivó dos coches bomba. Uribe reconoció el descubrimiento del plan que se fraguaba contra él pero le restó importancia y dijo a los periodistas que "en esto siempre ocurren bobaditas y hay que tener prudencia". El comandante del Ejército, Carlos Alberto Ospina, precisó que el atentado se iba a cometer en el recorrido entre el aeropuerto y el hotel en el que estaba previsto que se celebraran las reuniones. Los vehículos del presidente y de su comitiva, "cambiaron de ruta", así como el lugar de la reunión.

En Bogotá, las autoridades temen que la explosión de un coche bomba el pasado lunes y la desactivación de cinco más, los dos últimos ayer, puedan ser el comienzo de una nueva ofensiva de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, y el comandante de la Policía de Bogotá, Jorge Daniel Castro, aseguraron que la orden de atacar en la capital fue impartida por el jefe militar de las FARC, Jorge Briceño Suárez, alias Mono Jojoy. Sobre el complot contra Uribe, la ministra declaró que los servicios de inteligencia detectaron el plan, pero no señaló responsables.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción