Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Críticas a la actuación del Ejecutivo | CATÁSTROFE ECOLÓGICA

Técnicos de Investigaciones Marinas de Vigo culpan al Gobierno de la catástrofe

La Federación de Prácticos de Puerto apoya totalmente las decisiones de Álvarez-Cascos

Más de 60 trabajadores del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), arremetieron ayer contra las decisiones del Gobierno central en el caso del Prestige, que consideran "determinantes de la catástrofe" ya que "de todos los escenarios posibles", dicen, "se ha optado claramente por el peor". Por contra, la Federación de Prácticos de Puertos de España ha remitido una carta al ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, en la que expresan su "total apoyo" a las decisiones tomadas por el Ejecutivo central.

"Ante las catastróficas consecuencias que está teniendo y tendrá la marea negra provocada por el Prestige para Galicia, el Estado español y países vecinos", la asamblea del personal del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC) considera preciso denunciar "la actuación del Gobierno central sobre el barco en los días siguientes al 13 de noviembre".

"Las decisiones adoptadas por el Gobierno central y ejecutadas desde su delegación en Galicia sobre el barco son determinantes en esta catástrofe. De entre todos los escenarios posibles se ha optado claramente por el peor", señalan los investigadores del instituto.

Sobre "la política de contaminación informativa y desinformación practicada por los Gobiernos central y autonómico sobre este asunto", aseguran que "tanto la Xunta de Galicia como el Gobierno central han conseguido desatar, con la ayuda inestimable de medios de comunicación afines, entre los que cabe destacar TVE, Antena 3 y TVG, una verdadera marea negra informativa abundante en datos disparatados, silencios culpables y mentiras disfrazadas de medias verdades".

"Sus nefastas consecuencias, en cuanto a desprestigio y ridículo", añaden, "ya se han dejado ver no sólo en países vecinos como Portugal y Francia, sino en toda la comunidad europea". En ese sentido, los investigadores quieren "dejar claro de una vez por todas" que "por mucho que la máquina ejecutiva se empeñe en decretar mejoras a meses vista, los efectos de un vertido de esta naturaleza sobre el ecosistema, y por tanto sobre la actividad social y económica derivada de él, persistirán durante años". Los firmantes del manifiesto explican que "aunque la marea negra desaparezca, sus constituyentes tóxicos permanecerán afectando a la vida en el mar".

"La única alternativa contrastada consiste en la eliminación del fuel y subsiguiente aplicación de todas las técnicas de reconstrucción y repoblación del hábitat litoral que puedan obtenerse coordinando los conocimientos dispersos en muy diferentes sectores de la comunidad científica", agregan.

"Secretismo"

En cuanto al "secretismo" oficial durante la crisis, el personal del instituto considera "incomprensible" que el Ministerio de Ciencia y Tecnología, del que depende el CSIC, y el Instituto Español de Oceanografía no hayan emitido hasta el martes "ni un informe sobre la situación". "Debe recordarse que el CSIC emitió su primer informe sobre la situación sólo cinco días después de haberse producido el desastre de Aznalcóllar en Doñana". También denuncian "la falta absoluta de coordinación entre las distintas administraciones del Estado, en ningún caso justificable ante lo excepcional de la situación".

El personal del Instituto de Investigaciones Marinas concluye exigiendo "la dimisión en pleno de los representantes políticos actuales de nuestros gobiernos autonómico y central, así como de nuestra institución, el CSIC". Encabezan el manifiesto Ricardo Pérez Martín, Miguel A. Murado, Antonio A. Alonso, José Pintado, Carmen G. Sotelo y Jesús Mirón.

Por su parte, la junta directiva de la Federación de Prácticos de Puertos de España ha enviado una carta al ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, en la que le muestran "el total apoyo y respaldo" a la actuación del Gobierno en el accidente del Prestige. "De nuestro conocimiento profesional y técnico", dice la nota de la federación, difundida por el Gobierno gallego, "las medidas adoptadas en el campo profesional de nuestra actividad han sido las correctas, en función de la información disponible en cada momento de los hechos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002