Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bienal de Flamenco recupera los Giraldillos con un premio extraordinario a Antonio Gades

Los galardones fueron para Chocolate, Lebrijano, Dorantes, Barón y Eva Yerbabuena

Los Giraldillos, un reconocimiento que nació como concurso en las primeras ediciones de la Bienal de Flamenco de Sevilla y no se concede desde 1990, han renacido de sus cenizas. La vuelta tuvo un nombre propio: Antonio Gades. El bailaor y coreógrafo recibió la noche del martes, en el teatro Lope de Vega, el Giraldillo Extraordinario de la Bienal. Los premios han dejado de ser concurso y los concede un jurado entre los espectáculos que se presentan cada edición. El pianista Dorantes, con su concierto Sur, y el espectáculo Dime, de la compañía Javier Barón, acapararon cada uno tres galardones. También resultaron premiados Chocolate, Lebrijano, Gerardo Núñez y Eva Yerbabuena, entre otros.

"Este premio me hace mucha ilusión porque me lo dan en Andalucía, precisamente a mí que no soy andaluz", comentó Antonio Gades durante uno de los intermedios de la entrega de los 20 Giraldillos que concedió un jurado formado por el comité asesor de la Bienal y varios críticos de flamenco. El premio a Gades, alicantino de 66 años, fue el último y el más aplaudido por un público muy peculiar: casi todos eran grandes figuras del flamenco. El reconocimiento premia toda su trayectoria.

"Estoy más mosqueado que un pavo en Navidad, pero la verdad es que aunque me han dado muchos premios éste es muy importante y se lo dedico a mi maestra Pilar López. Ella, que no era de aquí, supo inculcarme el amor y el respeto por la cultura andaluza a la que se lo debo todo", dijo Gades cuando subió a recoger el premio por su coreografía Bodas de sangre, que puso en escena la Compañía Andaluza de Danza.

La gala, que grabó Canal 2 Andalucía para emitirla el próximo sábado, se prolongó durante casi tres horas por las necesidades técnicas de la televisión; así que las butacas del Lope de Vega acabaron albergando a los pesados Giraldillos, una estatuilla en bronce realizada por Jesús Gavira, mientras sus dueños saludaban a sus colegas y se ponían al día. No había expectación, puesto que la lista de los galardonados se reveló a mediados de octubre, poco después de que finalizaran los 70 espectáculos que ofreció la XII Bienal de Flamenco de Sevilla.

El pianista David Peña Dorantes acaparó tres premios: a la Mejor Música, al Mejor Intérprete Protagonista y el Giraldillo del Público, el mejor según el músico puesto que lo dieron los espectadores con sus votos. Otros tantos se llevó Dime, un espectáculo con la coreografía e interpretación de Javier Barón, el texto de José Luis Ortiz Nuevo, la colaboración del percusionista Manuel Soler y el guitarrista y cantaor Diego Carrasco. La obra, un acercamiento lleno de optimismo a García Lorca, ha sido premio a la Mejor Dirección Artística (Pepa Gamboa y Belén Candil), al Intérprete de Otros Instrumentos (Soler) y al Guión Original (Ortiz Nuevo). "Dirigir flamenco es lo más difícil del mundo, especialmente porque desde dentro no se le da ninguna importancia", apuntó el dramaturgo Salvador Távora quien le entregó el premio a las responsables de Dime. Otro espectáculo de baile, Rinconete y Cortadillo recibió dos galardones: Coreografía (Javier Latorre) y Vestuario (Tere Vilches y Estre Comba). Entre los premiados estaban también los cantaores Chocolate, Arcángel y Tomás de Perrate y los guitarrista Gerardo Núñez y Manolo Franco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002