CRISIS EN EL SECTOR DEL AUTOMÓVIL

Piqué no logra que Seat suspenda el traslado del 10% de la producción del Ibiza

El ministro augura 'movimientos' similares en el sector del automóvil en los próximos meses

La intervención de las Administraciones para intentar convencer a Seat de que se piense dos veces sus planes de trasladar el 10% de la producción del Ibiza de España a Eslovaquia ha sido en vano. El ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, no criticó ayer estos planes, tras mantener una reunión de más de una hora con el presidente de la empresa automovilística, Andreas Schleef, porque indicó que tiene garantías de que la compañía, a pesar de todo, mantendrá los puestos de trabajo de la fábrica de Martorell. 24 horas antes, Piqué había afirmado: 'Se hará lo posible para evitar que se cumpla este anuncio'. Los sindicatos cifraron en 500 el número de empleados que se verán afectados por el tralado de la producción del Ibiza.

Más información

En unas breves declaraciones a los periodistas tras la reunión con el presidente de Seat, Piqué indicó que Schleef, que llegó a Seat en abril pasado tras ser jefe de recursos humanos en Audi, se ha comprometido a mantener los empleos en la fábrica de Martorell, al menos en el corto plazo, y añadió que confía en que la dirección de la empresa y los sindicatos acepten medidas de flexibilidad laboral. 'No va a hacer reducción de puestos de trabajo ni recorte en la capacidad de producción', insistió Piqué a pesar de que la decisión de Seat supone el traslado de la fabricación de 20.000 coches a Bratislava.

Por la mañana, en el Senado, el ministro había expresado malos augurios para el sector. Piqué sostuvo que se pueden producir 'movimientos' como el de Seat en los próximos meses, tanto en los fabricantes de automóviles como en la industria auxiliar, a la vista de la caída de la demanda. 'Espero que la lógica de estas medidas sea la de adaptarse a la demanda y que permitan a su vez nuevas contrataciones cuando la demanda se recupere', aseguró el ministro.

Por su parte, la Generalitat de Cataluña maquilló los planes de Seat en un comunicado en el que asegura que la producción de deSeat en Martorell (Barcelona), no sólo no disminuirá, sino que aumentará con la produción del modelo Córdoba.

El grupo automovilístico tenía previsto incrementar la producción del Ibiza en la factoría de Martorell. Sin embargo, la negativa de los sindicatos a modificar el calendario laboral para producir más coches provocó la decisión de trasladar a Bratislava el 10% de la producción. Seat seguirá fabricando en Martorell 950 unidades al día, como hasta ahora, y trasladará a Bartislava unas 100 unidades diarias. A criterio de la presidencia de Seat, la factoría de Martorell no responde al incremento de la demanda del Ibiza, el único modelo en Europa que está subiendo en ventas. Seat prevé no cerrar con beneficios este año por primera vez desde 1994,

Andreas Schleef trató ayer de suavizar el impacto del recorte deSeat anunciando que la cadena de Martorell producirá, además de los Ibiza, unas 300 unidades del Córdoba. Piqué y el consejero de Industria de la Generalitat consideraron que esto es una contrapartida, pero lo cierto es que Martorell tenía ya prevista la producción de las unidades del Córdoba.

Para el secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, se ha abierto una puerta y ' nosotros ya no tenemos control para determinar el número de coches que se podrán fabricar en un futuro'. CC OO fortaleció su postura contraria a la negociación.'En Bratislava ya se hacen los chasis del Ibiza desde hace tiempo y eso demuestra que lo tenian decidido', según dijo Vicenç Rocosa, secretario general de metal de CC OO de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50