Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe Garín sustituirá a Juan Carlos Elorza al frente de Seacex

Ejecutará la política cultural en el exterior

El catedrático de Historia del Arte, Felipe Vicente Garín, ex director del museo del Prado y actual director de la Academia de España en Roma, será nombrado el próximo día 16 de septiembre presidente de la Sociedad Estatal para la Acción Cultural en el Exterior (Seacex). Garín, que sustituirá a Juan Carlos Elorza en el cargo, pasa ahora a ser el ejecutor de la política cultural española en el exterior.

Garín fue destituido por Carmen Alborch en 1995 al frente de la direccion del museo del Prado, tras la polémica suscitada por las goteras encontradas en las salas dedicadas a Velázquez. El conservador valenciano fue también director del museo de Bellas Artes de Valencia entre 1967 y 1991, y es autor de ensayos y artículos sobre arte valenciano y museos.

Juan Carlos Elorza, responsable de los programas conmemorativos de los centenarios de Felipe II y Carlos V, ha presidido Seacex desde su creación, en 2002. A partir de ahora, Elorza dirigirá la Academia de España en Roma, una institución que Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, quiere convertir en un centro referencial para la cultura española en el exterior después de años de escasa actividad.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional ha explicado en distintas ocasiones que la cultura española debe convertirse en la mejor arma para impulsar y mejorar las relaciones entre los distintos países. Para agilizar estas relaciones, Cortés creó la Seacex, una sociedad en la que están implicados los ministerios de Asuntos Exteriores, Cultura y Hacienda. Tras barajarse distintos nombres, entre ellos el de Consuelo Ciscar, subsecretaria de Promoción Cultural de la Generalitat Valenciana, Cortés ha apostado en esta ocasión por el perfil académico de Garín, quien, a pesar de su polémico paso por la dirección del museo del Prado, parece tener el perfil idóneo para pilotar esta sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de septiembre de 2002