_
_
_
_

Sigue el colapso de la Oficina de Extranjería pese a que disminuyen las regularizaciones

Los sindicatos denuncian la falta de personal y el abuso de las contrataciones temporales

La Oficina de Extranjería de la Delegación del Gobierno de Barcelona está al borde del colapso y los plazos de resolución de expedientes se prolongan hasta un año, pese a que desde enero el número de peticiones de regularización ha disminuido significativamente porque sólo se aceptan a trámite las que entran dentro del contingente anual. Así lo denuncian los trabajadores de la oficina, que atribuyen esta situación a la falta de personal.

Jesús Husillos, presidente de UGT-AMIC, explica que los inmigrantes esperan hasta un año para ver resuelta su solicitud de regularización. Una simple consulta realizada por correo electrónico para conocer el estado de la tramitación tarda hasta un mes y medio en ser respondida, añade el sindicato. Husillos agrega que estas demoras son similares a las de hace un año, aunque desde enero 'sólo se aceptan a trámite las peticiones de regularización que tienen posibilidades de ser resueltas favorablemente, lo cual ha reducido enormemente la entrada de nuevos expedientes'.

En los casos de renovación de permisos se vulnera sistemáticamente el plazo legal de tres meses para resolver la petición, denuncia CC OO. Desde hace tiempo, añade Husillos, 'es imposible' obtener respuesta a través del número de teléfono que se puso a disposición de los inmigrantes para solicitar información sobre el estado de su expediente. 'Ello obliga a los inmigrantes a acudir a la Oficina de Extranjería, y eso no hace más que aumentar las colas', señala Ghassan Saliba, responsable de emigraciones de CC OO.

Los trabajadores aseguran que el retraso con el que se ven obligados a responder a los inmigrantes les genera malestar y reclaman un incremento de plantilla con nuevas contrataciones para agilizar las tramitaciones.

CC OO y UGT coinciden en denunciar el 'abuso' que hace la Administración de los contratos temporales y sometidos a condiciones precarias para reforzar eventualmente la plantilla con el objetivo de evitar el colapso de la Oficina de Extranjería. 'Estos contratos expiran precisamente cuando el empleado ha empezado a dominar su trabajo', afirma el responsable de migraciones de CC OO, Ghassan Saliba. 'En posteriores contrataciones se suele coger a personas nuevas, que desconocen el trabajo, lo que no ayuda en absoluto a agilizar las tramitaciones acumuladas', añade Saliba.

Los trabajadores de la Oficina de Extranjería denuncian, por otra parte, las 'lamentables' condiciones que deben soportar los inmigrantes que diariamente forman largas colas ante las dependencias situadas en la avenida del Marquès de l'Argentera. 'Pese a que deben aguardar horas y horas hasta que son atendidos, no se les ha puesto ni un lavabo a su disposición', señala Husillos a modo de ejemplo. UGT reclama que la Delegación del Gobierno 'cumpla su promesa' de trasladar la Oficina de Extranjería en un edificio rehabilitado situado entre el parque de la Ciutadella y el barrio del Poblenou. La Delegación del Gobierno en Cataluña anunció hace un año y medio el traslado de la oficina para poder atender a los inmigrantes en mejores condiciones, una reivindicación histórica de los trabajdores y de las ONG y asociaciones de extranjeros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El director de la oficina de extranjería de Barcelona, Eduard Planells, negó ayer las acusaciones de los trabajadores y aseguró que los plazos de resolución de expedientes se han reducido considerablemente respecto al año pasado, cuando, admitió, 'se batieron récords en la acumulación de expedientes por resolver'. Planells señaló que pese a que ha disminuido la entrada de solicitudes de permiso de trabajo y de residencia, durante los últimos meses han aumentado las peticiones de renovación de permisos y de reagrupación familiar. Sin embargo, en ningún caso, aseguró Planells, las demoras alcanzan un año, 'a excepción de situaciones aisladas en las que falta alguna documentación que tarda en llegar'.

30 plazas vacantes

Respecto a la petición de los sindicatos de ampliación de la plantilla, Planells reconoció que en la actualidad hay una treintena de plazas vacantes, que, aseguró, se intentarán cubrir con una convocatoria que se abrirá próximamente. Planells explicó que en la actualidad trabajan en la Oficina de Extranjería de Barcelona unos 200 funcionarios y aseguró que se ha iniciado un proceso para sustituir personal interino por fijo, lo que, en su opinión, puede haber molestado a los sindicatos, ya que ello ha obligado a rescindir contratos eventuales.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_