Taiwan cancela sus maniobras tras las amenazas de China por los planes de referéndum en la isla

Agencias

El Gobierno taiwanés dio marcha atrás ayer, después de anunciar maniobras militares para el 15 de agosto destinadas a demostrar su capacidad contra submarinos enemigos. 'La situación en el estrecho de Taiwan es tensa. Se han cancelado los ejercicios para evitar especulaciones y malentendidos', explicó un portavoz de Defensa.

El sábado, el presidente taiwanés había desatado la ira de Pekín al respaldar la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de la isla, considerada por China como una provincia rebelde desde la guerra civil de 1949. El referéndum constituye 'un derecho humano fundamental', afirmaba Chen Shui-bian, porque hay 'un país a cada lado' del estrecho de Taiwan. Rectificó más tarde y precisó que se refería a una 'igual soberanía'.

'Chen sabe que las cosas se encuentran fuera de control. China está furiosa y Estados Unidos está indignado. Debe hacer algo para desactivar la tensión', comentó George Tsai, investigador de la Universidad Nacional de Chengchi.

El referéndum es apoyado por el 60% de los 23 millones de habitantes de la isla, según una encuesta local. 'Es la única forma de resolver definitivamente el problema', observó Ted Chao, un ejecutivo que reside en Taiwan y trabaja en China. Pero 'votaré por el statu quo. Es la corriente mayoritaria', advirtió. Pekín amenaza con atacar a Taiwan si insiste en la idea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de agosto de 2002.

Lo más visto en...

Top 50