Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado de Rabat revela un fraude de 4.770 millones

Una comisión de la Cámara de los Consejeros (Senado) de Marruecos denunció ayer una malversación de fondos por 4.770 millones de euros en la seguridad social (CNSS).

'El mayor escándalo financiero de Marruecos', titulaba ayer en portada el diario L'Economiste, que publicó las conclusiones de la comisión de investigación senatorial poco antes de que se hiciesen públicas.

La cantidad desviada corresponde al equivalente de los ingresos del Estado, incluidas las privatizaciones, en el 2001, o al 80% de la deuda externa marroquí.

'Todos los servicios de la CNSS' están afectados por las irregularidades, reza el informe, que hace especial hincapié en la inexistencia de una contabilidad fidedigna, en la falsificación de documentos y de datos, en la concesión de contratos sin concurso público y, a veces, a empresas de las que era accionista el director general de la seguridad social.

'En algunos casos', prosigue, 'se han provocado incendios para destruir documentación' y se ha achacado también la destrucción de otros archivos a una inundación.

El Senado responsabiliza de lo sucedido a las 'orientaciones equivocadas' del consejo de administración y a los cuatro directores generales de la CNSS desde 1971.

El 26 de junio, la Cámara alta marroquí discutirá el informe y es posible que decida trasladarlo a la justicia por si se derivan responsabilidades penales. En los últimos tiempos han surgido otros dos grandes escándalos en Marruecos en sendos organismos semipúblicos: la Caja Nacional del Crédito Agrícola y el Crédito Inmobiliario Hotelero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de junio de 2002