Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Halle Berry asegura que lo mejor para ella es que Hollywood la vea como negra

La actriz y Pierce Brosnan ruedan en Cádiz escenas de la nueva aventura de James Bond

'Espero que los directores y productores me vean como negra porque es lo mejor de mí', afirmó ayer en Cádiz Halle Berry, premiada con el Oscar a la mejor intérprete femenina por Monster's ball; La primera actriz afroamericana galardonada en Hollywood comienza hoy en la ciudad andaluza el rodaje de la nueva aventura de James Bond, Die another day (Muere otro día), junto a Pierce Brosnan. 'La película de 007 me ha dado la oportunidad de ser mujer sin que importe el color de mi piel', proclamó Berry, a la vez que confesaba sentirse hechizada aún por el Oscar.

'Ni siquiera he asimilado todavía lo que significa ganar el Oscar', aseguró Halle Berry, de 35 años, que bromeó además sobre su prolongada intervención en la gala de entrega de las estatuillas. 'Si después de 64 años he sido la primera mujer negra en ganar un oscar, si el año que viene soy la mujer negra que gana dos oscars, pues no me hará falta cronometrar mi discurso'. La actriz, que lucía un vestuario deportivo con unos pantalones vaqueros, una camiseta que mostraba a veces el ombligo y una chaqueta de cuero de color marrón, no se prodigó tanto como su compañero de reparto, Pierce Brosnan, y dedicó la mayoría de sus intervenciones a seguir con el alegato que comenzó cuando recogió su estatuilla en defensa de las intérpretes negras.

'James Bond es un héroe que nos permite escapar de este mundo tan duro en el que vivimos'. Con estas palabras, el actor irlandés Pierce Brosnan defendió la continuidad futura y por muchos años del agente secreto más famoso del mundo. '007 no puede perder ante los malos'. Así se presentó Brosnan en una comparecencia de prensa multitudinaria en la que compartió protagonismo con una sonriente Hally Berry y con el actor Rick Yune. Los tres comienzan hoy el rodaje en Cádiz de la película número 20 sobre Bond, dirigida por el neozelandés Lee Tamahori, quien no asistió a la conferencia de prensa.

El actor fascinó con su impecable presencia -vestía con chaqueta y pantalón de pinzas de color crema y una camisa celeste abierta hasta el tercer botón- y con su desparpajo, cordialidad y los tintes de humor que introdujo en sus respuestas.

Olvidar lo cruel

En una sola ocasión desapareció la sonrisa de su rostro, que desprendió en todo momento amabilidad y seducción. 'No hay duda de que James Bond representa a un héroe y de que lleva 40 años haciéndolo, pero es un héroe que nos permite escapar de este mundo tan duro en que vivimos, sea por acontecimientos como el 11 de septiembre, sea por situaciones políticas en todo el mundo, o simplemente por lo que estamos asistiendo en este planeta donde vivimos. El carácter de James Bond es entretenimiento: es ir al cine con la novia, con la mujer e hijos y olvidar por un tiempo este mundo tan cruel', sentenció Brosnan para explicar el papel que en un futuro debe representar el celebérrimo agente secreto británico.

'Disfruto muchísimo con este papel. Todo el secretismo que le rodea, los artilugios nuevos que emplea y las relaciones con las mujeres son aspectos muy positivos', afirmó Brosnan, quien incluso confesó sus preferencias cuando practica el sexo: 'James Bond practica el sexo seguro con las espías'.

El actor no dudó en coquetear con Berry. 'Cuando James Bond vea a Halle saliendo del agua [de la playa gaditana de La Caleta] es el momento de que empiece la química entre los dos', dijo.

La historia de Die another day lleva a Bond a una zona desmilitarizada que separa las dos Coreas, para desenmascarar a un traidor, un coronel renegado de Corea del Norte -Michael Madsen-, y evitar una guerra de consecuencias apocalípticas.

007 se declara a Teo

Pierce Brosnan frunce el ceño de su rostro ligeramente maquillado. Se toca el mentón, adelanta el tronco y dirige a Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz, una mirada llena de complicidad, en un intento de hechizarla. Le lanza un beso y le dedica un guiño, al tiempo que se dirige a ella pronunciando su nombre. 'Todavía hay tiempo ... Teo... Nos estamos empezando a conocer'. De esta guisa defendió Brosnan que todavía es posible convencer a Martínez para que encarne el papel de enfermera que cura las heridas de un maltrecho agente tras una misión de alto riesgo.

Aunque el poder de seducción de Brosnan no funcione para que Martínez acepte la invitación de los productores, la alcaldesa será uno de los 550 extras que han sido seleccionados en unas pruebas a las que se presentaron unos 10.000 gaditanos.

Pierce Brosnan se aloja desde anoche, junto con su mujer, sus tres hijos y un cocinero particular, en una lujosa casa palacio del siglo XVII situada en pleno corazón del casco histórico de la capital gaditana. Halle Berry, que viaja junto con su marido -el músico Eric Benét-, se hospeda en un hotel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de abril de 2002

Más información