Una llovizna deja sin luz a 15.000 personas en Alicante

El pasado 12 de febrero Iberdrola achacó a la niebla un corte de fluido en hora punta que sumió la capital alicantina en un caos de tráfico; ayer, la causa de los apagones registrados desde primera hora de la mañana en Alicante, Benidorm, El Campello y Villajoyosa, que afectaron a cerca de 15.000 abonados, fue, según la compañía eléctrica, la 'leve lluvia' caída en el litoral alicantino durante la madrugada.

Un portavoz autorizado de Iberdrola justificó así a EL PAÍS los cortes de luz: 'El agua de la lluvia arrastró partículas de polvo del Sáhara suspendido en el aire que, al contactar con los aisladores, formaron una pasta que los convirtió en conductores'.

Los apagones de luz se iniciaron a las 5.27 y la normalidad no se recobró hasta pasado el mediodía. En la capital se produjeron cuatro cortes del suministro por la caída de tres líneas que afectaron a miles de hogares, la mayoría de ellos en el casco urbano. A las 6.02 cayeron dos líneas en Benidorm, que originaron un corte de aproximadamente una hora.

A las 8.00 se produjo otra avería. Esta vez dejó sin sumistro a los abonados de la zona norte del municipio costero de El Campello y también a varias urbanizaciones situadas en el sur de Villajoyosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de marzo de 2002.

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50