The Chieftains cumplen 40 años con la recopilación 'The wide world over'

Paddy Moloney asegura que su sueño de folk moderno se ha cumplido

The Chieftains celebran el 40º aniversario de su fundación con la máxima ambición de su líder, Paddy Moloney, sobradamente realizada. Años atrás, el genio de la gaita uillean se vio entre sueños como un apóstol predicando los evangelios de la música tradicional irlandesa por los confines de la Tierra. El sueño está cumplido y la formación saca ahora The wide world over, una compilación que celebra su rico e intenso aniversario.

La formación ha fundido ritmos y melodías irlandeses con el folclor de un abanico de culturas, desde la gallega o vasca hasta la china o japonesa; ha compuesto piezas en claves celtas para bandas sonoras de películas de éxito, y ha acogido en su seno a grandes vocalistas contemporáneos. Nombres como Mick Jagger, Van Morrison, Emmylou Harris, Joni Mitchell, Elvis Costello o Sinead O'Connor componen una lista de colaboradores que es prácticamente interminable.

'Sí, el sueño se ha cumplido', afirma Moloney. 'El arte folclórico irlandés es tan maravilloso y sólido que siempre sentí que merecía ser escuchado en todo el mundo. La gente pensaba que la música irlandesa se limitaba a los culebrones que tocaban las bandas de baile en los años cincuenta. Esas canciones ni tan siquiera forman parte de nuestra tradición, se compusieron en Estados Unidos. Quise mostrar que hay mucha riqueza anterior a esos himnos populares como Los ojos irlandeses están sonriendo'.

Con 49 discos a las espaldas,los ojos azulados de Moloney sonríen calurosamente. Han chispeado ante los seis grammies cosechados y ante otros galardones internacionales como el homenaje de la BBC que acercó a los Chieftains a Londres recientemente. Otras invitaciones se acumulan, y los cinco integrantes de la banda no dan abasto. 'El Vaticano me está presionando para tocar de nuevo ante el Papa. Saben que no podemos por cuestiones de fechas, pero siguen insistiendo', cuenta Moloney anticipando el rapapolvo que escuchará de un par de amigos ultracatólicos.

También el productor y director musical, Michael Kamen, ha solicitado la presencia de los Chieftains en otra excepcional velada, el concierto del jubileo de la reina Isabel II, previsto para el verano. 'No quiero entrar en esas aguas. Rechacé en dos ocasiones la orden real y, aunque la situación comienza a cambiar, las cosas relacionadas con el Imperio Británico no van conmigo', exclama.

Es lógico el distanciamiento de Moloney de los símbolos de un imperio que sojuzgó a Irlanda hasta los años veinte del siglo pasado. Con su gaita y flauta ha revivido muchos temas populares que rememoran hazañas y penurias de sus antepasados. Canciones rebeldes de alzamientos contra la corona inglesa como The foggy dew, con música de Carlos Núñez y Ry Cooder, que canta Sinéad O'Connor en The wide world over, la compilación celebratoria del 40º aniversario que sale a la calle el 5 de marzo.

El disco resume la trayectoria de los Chieftains y celebra sus lazos de amistad con otras culturas. Recupera temas grabados con Sting, The Corrs, Ricky Skaggs, Kepa Junkera, Linda Ronstadt, Los Lobos, Rolling Stones y otros portavoces del pop y rock and roll, que antaño levantaron críticas de los puristas. 'Nunca nos hemos desviado de la tradición. En 1972, Paul McCartney me invitó por primera vez a tocar la gaita en el disco de su hermano. La gente sigue llamándonos desde entonces. Mientras, decidí investigar un poquito más e invité a vocalistas, Marianne Faithful y Jackson Browne, entre otros, a cantar en nuestros conciertos. Los puristas dejaron de quejarse cuando sacamos The long black veil. Reconocieron la brillantez de las colaboraciones y lo mucho que hemos conseguido. Era una cuestión de celos. Irlanda es una nación de envidiosos', sonríe.

Ahora, 'reggae'

Con 63 años, Moloney sigue investigando. En The wide world over, que contiene tres nuevos temas, incluido Morning has broken, con voz en esta ocasión de Art Garfunkel y Diana Krall, los Chieftains se acercan por primera vez al reggae. Interpretan con Ziggy Marley una versión de Redemption song, que hizo famosa el genial Bob Marley. 'El productor Dan Was me propuso la idea. Nunca habíamos tocado reggae y pensé que no funcionaría. Escuchamos algunas canciones y pronto vi la conexión entre Redemption e Irlanda. Les unen las letras, con el trasfondo político de la injusticia que sufrieron los jamaicanos y siguen sufriendo gentes de todo el mundo, y les enlaza también la melodía e instrumentación, que es exactamente igual al sonido de la gaita en algunos bailes irlandeses. Compuse unos pequeños arreglos y la grabamos en dos días', explica.

Melodías para la tragedia

Paddy Maloney reconoce el poder sentimental de una melodía. El pasado octubre llegó hasta las ruinas y cenizas de las Torres Gemelas y, rodeado por su hija Aedin, un grupo de amigos, agentes de policía y bomberos de Nueva York, entonó con su flauta dos viejos temas irlandeses, Estoy dormido y no me despiertes y Esperanza, en tributo a los desaparecidos en los atentados. El ataque puso un alto en los planes iniciales del aniversario. Los Chieftains pensaban celebrarlo el pasado octubre en Dublín en un gran concierto con todos sus amigos. "Invitamos a Carlos Núñez, Joni Mitchell, Bryan Adams, Paul Simon, Emmylou Harris, músicos de Japón... Iba a ser un concierto colorido, pero el 11 de septiembre nos afectó tanto a todos que optamos por posponerlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50