Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

Esquiar con un disfraz

La estación leridana de Boí Taüll celebra el sábado de carnaval con una gran oferta: el pase del día gratis a cambio de que se acuda disfrazado. Además habrá premios a los mejores atuendos.

Qué aficionado a la nieve no quisiera esquiar gratis al menos un día en la temporada? La estación de Boí Taüll, en el Pirineo de Lérida, ofrece esa posibilidad con una sola condición: acudir a sus pistas el próximo día 9 de febrero disfrazados para celebrar el carnaval. El ahorro del pase de remontes es de 26 euros para los adultos y 19 euros para los niños. Naturalmente, no vale ponerse un bigotito de pega, por ejemplo, o un simple antifaz modelo zorro (de la nieve, por supuesto). No. Hay que disfrazarse de pies a cabeza, cada uno según sus gustos o posibilidades, pero disfrazado de verdad.

Ese día, la estación habilita una taquilla especial donde recoger el forfait gratuito que se entrega bajo la condición antes mencionada y el compromiso de esquiar con el disfraz puesto.

Quienes lo deseen pueden participar a mediodía en un desfile-concurso sobre una de las pistas que llevan a la base del resort. Los empleados hacen un pasillo por donde bajan los participantes. Un jurado elige los mejores disfraces en las categorías de adultos, niños y grupos, y otorga los premios, que van desde un día de esquí gratis hasta un fin de semana, de viernes a domingo, con alojamiento, media pensión y pase para remontes pagados. Por la noche, en el Pla de l'Ermita, núcleo residencial de la estación, se celebra un baile de disfraces en el centro social.

Desde su apertura hace 11 años, Boí Taüll ha celebrado siempre el carnaval con este tipo de actividades. En esta ocasión, además, coincide con las fechas exactas de esta fiesta y con el comienzo de la Semana Blanca.

Quienes acudan a la cita tienen asegurado el disfrute de una estación de tamaño medio (43 kilómetros de pistas y dos itinerarios fuera de pista, con una longitud total de 11 kilómetros), y del remonte más alto del Pirineo, en el pico Puig Falcó, a 2.750 metros de altitud.

Los amantes de la naturaleza agradecerán que los hoteles y apartamentos estén lejos de las pistas, en el Pla de l'Ermita , a 20 minutos en coche.

- Información de la estación (902 30 44 30 y www.boitaullresort.es).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de febrero de 2002