Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy rechaza la propuesta para expulsar de Melilla a familiares de menores

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, ha desautorizado la amenaza formulada por el delegado del Gobierno en Melilla de expulsar a las familias marroquíes cuyos hijos menores cometan delitos.

En un comunicado hecho público ayer, el Defensor del Pueblo afirma que Rajoy le ha asegurado que las mencionadas expulsiones no gozarían de la cobertura legal necesaria.

La institución que dirige Enrique Múgica realizó una investigación de oficio sobre este caso, que provocó una fuerte polémica. Afirma que, aunque el acuerdo de la Junta Local de Seguridad de la ciudad autónoma sólo alude a que 'se debe depurar la responsabilidad tanto civil como administrativa que pudiera existir por parte de los progenitores, haciéndoles responsables de los daños causados por los hijos', los informes jurídicos que acompañan el borrador del acta de la Junta 'defienden la posibilidad de proceder a la expulsión de familias extranjeras residentes si los hijos sometidos a su patria potestad protagonizan hechos delictivos'.

Según el Defensor del Pueblo, Rajoy ha 'negado toda autoridad a los referidos informes, a los cuales no puede sentirse vinculado' y ha dicho que la Delegación de Melilla no puede incoar expedientes de expulsión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de febrero de 2002