El Congreso aprueba rehabilitar a los gays víctimas del franquismo

Rehabilitación moral, sí; económica, quizás. La Comisión de Justicia del Congreso aprobó ayer una iniciativa legislativa destinada a rehabilitar moral y económicamente a los homosexuales perseguidos por el franquismo. La propuesta fue defendida por el representante de Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), Joan Saura, que sólo consiguió sacar adelante la mitad de su moción. La Comisión aprobó por unanimidad la eliminación de cualquier mención a la homosexualidad de las fichas policiales, y su archivo para 'mantener la memoria histórica'. La Ley del Patrimonio garantiza la intimidad de las personas afectadas y no permite que se consulten datos hasta 25 años después de su muerte. La propuesta de IC-V de establecer indemnizaciones fue retrasada por el PP y CiU.

La dictadura franquista utilizó para perseguir a los gays y lesbianas las leyes de escándalo público, la de vagos y maleantes y la de peligrosidad social. Las penas incluían periodos de cárcel, de 'rehabilitación' de hasta tres años, la prohibición de volver a residir en la población en la que se había 'delinquido', el internamiento en centros especiales o 'tratamientos' como lobotomías y electrochoques. Saura recordó que los homosexuales encarcelados fueron de las pocas víctimas del franquismo que no pudieron beneficiarse ni del indulto del 25 de noviembre de 1975 ni de la amnistía del 31 de julio de 1976.

'Un tiempo estupendo'

Sus víctimas fueron, sobre todo, 'los de clases más desfavorecidas', según señala el historiador Pablo Fuentes, autor de un amplio estudio publicado en la revista de temática gay y lesbiana Gesto. Fuentes insiste en la aplicación discriminatoria de estas leyes. 'No es infrecuente que homosexuales de la alta burquesía o la aristocracia hablen del franquismo como de un tiempo estupendo', afirma.

Un problema para indemnizar económicamente a los perseguidos es identificarles. 'No se sabe cuántos fueron', explica el historiador al subrayar: 'Muchos no quieren ni recordar el pasado', añade.

Un trabajo de Kerman Calvo indica que el Tribunal Supremo encarceló a un millar de de gays entre 1970 y 1979 como consecuencia de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social.

El presidente de la Federación Estatal de Lesbianas y Gays, Pedro Zerolo, calificó el acuerdo de ayer como un 'gran avance'. 'Esperamos que esto culmine en una declaración de resarcimiento moral por la Cámara para unas personas a las que se les robó la vida', declaró. Pese a su satisfacción, Zerolo no olvidó la situación actual de gays y lesbianas en España.'Ojalá dentro deunos años el Parlamento no tenga que hacer otra declaración similar por los atentados que supone actualmente la política del PP, que nos niega el derecho al matrimonio, la adopción, y, en definitiva, la igualdad', añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de diciembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50