Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU cierra un preacuerdo con EA y PNV para estar en el Ejecutivo

La negociación para la entrada en el Ejecutivo vasco de la coalición de izquierdas Ezker Batua (EB-IU) se ha convertido en una especie de novela política por entregas de la que aún no se ha escrito el último capítulo. Aunque el desenlace parece, una vez más, que colocará a la coalición que lidera Javier Madrazo con un consejero en el Gobierno que preside Juan José Ibarretxe, aún hay 'flecos' en la negociación, tal y como reconocieron ayer dirigentes de los tres partidos inmersos en un proceso negociador que ya se truncó el pasado 29 de junio. Entonces, la delegación de Ezker Batua dio un portazo y se levantó de la mesa al entender que el 'giro social' que debía avalar su entrada en el Gabinete de Ibarretxe no se había producido en los presupuestos de Vivienda y de renta social.

Tras el voto positivo de IU a Ibarretxe en la segunda votación de la investidura y el parón estival, las tres formaciones retomaron las negociaciones. El preacuerdo que ayer anunció Madrazo sitúa el resultado de la negociación en términos muy parecidos a los que se encontraba cuando IU dio el portazo, algo que los nacionalistas atribuyeron entonces a 'problemas internos'. El coordinador federal de IU, Gaspar Llamazares, mostró ayer su 'total apoyo y respaldo' al principio de acuerdo para la integración de Ezker Batua en el Gobierno de Vitoria.

La consejería que finalmente puede acabar gestionando IU contendría las áreas de Vivienda, Política Social (aunque sin la renta básica, que seguirá en manos de EA) y Cooperación al Desarrollo e Inmigración, (de nueva creación). Madrazo precisó que habían logrado el compromiso de que el presupuesto destinado a Vivienda se incremente en 8.000 millones de pesetas anuales durante la legislatura y el de la renta básica en 35.000 millones, reduciéndose la edad de percepción de esta ayuda de 25 a 23 años.

El líder de los socialistas vascos, Nicolás Redondo, dijo que IU 'se puso en el escaparate, en venta, y le han comprado, y se ha vendido a un precio barato, porque lo único que querían es una consejería'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001