Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece a los 96 años Antònia Macià, viuda del presidente Josep Tarradellas

Los Reyes de España y los partidos catalanes expresan su condolencia por la muerte

Antònia Maciá, la viuda del presidente de la Generalitat Josep Tarradellas, falleció ayer a las 16.30 horas en Barcelona a causa de una insuficiencia respiratoria. Nacida el 12 de octubre de 1904, Macià había ingresado el pasado 31 de agosto en el Hospital de Barcelona. La totalidad de las fuerzas políticas catalanas así como los Reyes de España han expresado su condolencia por el fallecimiento de la la viuda del primer presidente de la Generalitat restaurada. Jordi Pujol afirmó que 'el presidente Tarradellas no hubiera hecho lo que hizo si no hubiera sido por ella'.

La capilla ardiente se abrirá hoy a partir de las 10 en el tanatorio de Les Corts de Barcelona, mientras que el funeral se celebrará el próximo lunes en Cervelló (Baix Llobregat) y será enterrada el mismo día en el cementerio municipal de esta población, donde se encuentra el panteón familiar. Antònia Macià Gómez conoció a los 14 años a Josep Tarradellas, con quien se casó en 1927 y a quien acompañaría durante un exilio de 38 años en Suiza y Francia tras la guerra civil. Esta etapa finalizó en 1977, cuando con el retorno de la democracia a España se produjo el histórico regreso de Tarradellas a Cataluña como presidente de la Generalitat. Desde la muerte de Tarradellas en junio de 1988, Antònia Macià tuvo una escasa presencia pública, si bien apareció esporádicamente en diversas ocasiones para defender la memoria de su marido y también en alguna oportunidad en actos del PSC.

Una de las veces en que Macià tuvo que defender la memoria de su marido fue en 1992, cuando denunció públicamente la existencia de una campaña de desprestigio contra el que fuera presidente de la Generalitat durante la transición. Ante la muerte de Antònia Macià, los Reyes de España enviaron un telegrama en nombre de la Familia Real al hijo del ex presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, y de Antònia Maciá. En el texto, don Juan Carlos y doña Sofía expresan a Josep Tarradellas hijo su más sincero pésame y su 'gran afecto y recuerdo' por Antònia Maciá. Por su parte, la clase política catalana valoró y elogió el papel que Antònia Macià desempeñó en la vida de Josep Tarradellas. El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, aseguró que 'el presidente Tarradellas no hubiera podido hacer todo lo que hizo si no llega a ser por su esposa'. En declaraciones en l'Escala (Alt Empordà), Pujol afirmó que 'Antònia Macià fue una mujer valiente con coraje que siempre supo responder a las exigencias del momento'.

El portavoz del grupo parlamentario del PSC-Ciutadans pel Canvi, Joaquim Nadal, dijo que 'era una persona muy fuerte, valiente, muy discreta y muy eficaz que apoyó siempre a Tarradellas'. El secretario general de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, dijo que el mejor homenaje que se podría hacer a Antònia Macià es establecer los mecanismos necesarios para que la memoria histórica no se pierda, ya que la viuda de Tarradellas temía que las nuevas generaciones no conociesen la historia del franquismo y la resistencia política. El presidente del Partido Popular, Alberto Fernández Díaz, destacó 'su coherencia vital y su trayectoria ejemplar en una vida caracterizada por su devoción a Cataluña y a su familia' y añadió que 'ha muerto como siempre vivió, desde la discreción y desde una vocación de servicio'.

El portavoz de Iniciativa per Catalunya-Verds, Joan Herrera, afirmó que a pesar de la pena que causa la muerte de Antònia Macià, este hecho servirá para que se reconozca la figura de su marido y la importancia de su propia persona, que apoyó siempre a Tarradellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001