FIESTAS DE VITORIA

Los Panchos y Oskorri, para los veteranos

Si ayer fue el día de los más pequeños, la penúltima jornada de La Blanca está dedicada a los veteranos, aquellos mozos aguerridos de la Vitoria de los 40, 50, 60 y 70 que animaron una ciudad que tenía en sus fiestas patronales la principal alegría del año. Así, la jornada completa estará dedicada a dar marcha a los cuerpos más curtidos, con el colofón de los conciertos de Los Panchos y Oskorri para los que hayan aguantado hasta la medianoche.

El día comienza temprano, ya se sabe que con la edad se pierde sueño. A las nueve de la mañana se celebrará la ofrenda floral y se bailará un aurresku a la Virgen Blanca en la parroquia de San Miguel, tras lo que seguirá la correspondiente fotografía de familia, con un recuerdo especial a los fallecidos en el último año.

Una hora después, tras la celebración de los actos religiosos y, aprovechando la llamada de bandas y charangas, en la plaza de España los blusas veteranos iniciarán su jornada festiva. A su ritmo, eso sí, que el cuerpo no está para muchos trotes. Los aficionados a la gastronomía, mientras tanto, pueden acudir al concurso que organiza Bereziak en la plaza de España.

El resto de la mañana continúa ofreciendo las habituales diversiones: vaquillas (plaza de toros), bolos (plaza de los Fueros), y pelota (frontón Ogeta) a las 11.00; actividades infantiles con gigantes y cabezudos y payasos (Tom y Celi) en la plaza del Conde de Peñaflorida, a las 12.00.

Un año más, la mañana del día del veterano contará con el concurso de baile para los más talluditos, organizado por la cuadrilla Nekazariak, y que lleva el acertado nombre de El meneíto veterano (a las 12.30, en la plaza de la Provincia).

'Trikitilaris'

La tarde será para los más pequeños en el parque del Prado y en la plaza del Conde de Peñaflorida. Los amantes de la música tradicional tienen su lugar en la plaza del Machete, donde se celebrará el campeonato de trikitilaris de Álava, también en su modalidad infantil, hasta que llegue, a las 20.30, el momento del Baile de la Era (Larrain Dantza) y el Txulalai, acontecimiento que cuenta con una nutrida afición.

Como siempre, la noche reserva las mejores actuaciones musicales. En el recinto de txosnas se podrá disfrutar con la fusión de El Combo Linga, de Madrid (23.00), y de Ojos de Brujo, de Cataluña (una de la mañana). La plaza de los Fueros será para Los Panchos, donde puede que se vea al alcalde de la ciudad, Alfonso Alonso, quien ha mostrado su preferencia por estos maestros del bolero. En la plaza del Machete, la cita será con Oskorri, la banda encabezada por Natxo de Felipe, que ofrecerá su primera actuación en Vitoria, tras la publicación de su último disco, Ura, en cuya grabación contaron con Kepa Junkera como coproductor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción