Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El estanque del Retiro será vaciado para arreglarlo porque pierde 5.000 litros al día

Las obras de reforma comenzarán en septiembre y terminarán en diciembre

El estanque del Retiro, construido a principios de siglo pasado sobre materiales arcillosos, necesita una reforma en firme, según los técnicos municipales. El concejal de Medio Ambiente lo confirmó el miércoles: 'Es algo que nunca se ha arreglado bien, que nunca se ha impermeabilizado, una herencia muy antigua, y se está perdiendo mucha agua'. Un total de 5.000 litros al día, según cálculos de los operarios del departamento de Aguas. El estanque contiene 53 millones de litros aproximadamente.

Periódicamente, y coincidiendo con acontecimientos deportivos (pruebas de natación o de piragüismo), los bomberos se sumergen en el estanque para limpiarlo superficialmente. Esto es, sacan sillas, mesas u otros objetos que alguien ha arrojado al agua. Vaciarlo es mucho más raro: la última vez que se hizo fue en abril de 1982. Entonces se acometieron trabajos de limpieza (se sacaron 10.000 kilos de basura) y se reformaron los muros de contención. En aquel año, los trabajos costaron a las arcas municipales poco más de cuatro millones de pesetas. Pero no se impermeabilizó el vaso encargado de retener el agua. 'Por eso, ahora habrá que hacerlo', señaló el edil.

El presupuesto de las obras, aprobado ayer por la comisión de gobierno municipal, asciende a casi 300 millones. 'Las obras podrían comenzar ya, porque todos los trámites han sido superados, pero considero que es mejor retrasarlas hasta después del verano para no molestar a los madrileños o a los turistas que acuden al parque del Retiro en primavera o en el verano, y que son muchos. Por eso hemos decidido iniciarlas en septiembre', añadió el concejal. El plazo de ejecución es de cuatro meses.

Además de impermeabilizar el estanque, las obras mejorarán las instalaciones del embarcadero (muy deterioradas actualmente) y repararán de nuevo los muros de contención. El almacén de este embarcadero está a punto de hundirse, debido a que las filtraciones de agua están afectando a su base.

Pérdidas desde 1997

Los técnicos de Medio Ambiente consideran que la pérdida de agua (que siempre ha existido) empezó a ser 'significativa' hace cuatro años. Ahora es muy difícil cuantificar lo que se ha perdido durante todo este tiempo. Los expertos sólo se atreven a calcular lo que el estanque del Retiro pierde ahora: 5.000 litros de agua cada día y que han de ser repuestos para mantener su nivel.

Las obras no afectarán a los peces que habitan en el estanque, que necesitarán ser trasladados. Las casi 1.500 carpas de distintos tipos (carpa común, carpa royal y carpines) que viven en el Retiro deberán ser capturadas y luego evacuadas a las instalaciones de la depuradora de viveros. 'No sufrirán daños', asegura un portavoz de Medio Ambiente. Hace casi 20 años, cuando fue desecado el estanque por primera vez, estos peces, muchos de más de 10 kilos de peso, fueron capturados uno a uno por operarios municipales y luego, pasadas las obras, devueltos al estanque.

La reforma del estanque del Retiro no es la única medida que el concejal de Medio Ambiente quiere acometer en el espacio verde más popular de Madrid. García-Loygorri y el alcalde, José María Álvarez del Manzano, ya han anunciado su intención de cerrar 'cuanto antes' el parque por la noche, apoyándose en motivos de seguridad para adoptar esta determinación. Una encuesta elaborada por el Ayuntamiento entre los vecinos de la zona avala la opinión de los responsables municipales: los residentes en el entorno son favorables al cierre. La decisión se hará realidad cuando estén ultimadas algunas medidas previas; entre ellas, la más importante es la coordinación con la Policía Municipal, ya que en el interior seguirá habiendo vigilancia durante toda la noche, a pesar del cierre al público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 2001