Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída del desempleo en abril es la menor de ese mes desde 1994

La reforma impuesta por el Gobierno no tiene efectos en la contratación

La cifra total de parados se situó al finalizar abril en 1.535.090 personas, y la tasa respecto a la población activa, en el 9,08%, la más baja en ese mes desde 1979, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo. Es previsible que en los próximos meses esa tasa quede por debajo del listón del 9% como ya ocurrió durante todo el verano de 2000.

La bajada del mes de abril en 43.366 parados, frente a 49.677 del pasado año, es la menor que se registra en ese mes desde 1995, aunque es algo mejor que la reducción media de ese periodo en los quince últimos años: 42.791.

La desaceleración en la bajada del desempleo se refleja asimismo en los datos anuales. En el conjunto de los últimos doce meses, el paro tan sólo se ha reducido en 43.768 personas (el 2,77%).

La mayor bajada mensual se registra en el sector servicios, con 31.104 parados menos (3,53%), mientras que entre el colectivo sin empleo anterior baja en 6.840 (2,74%); en la industria, en 3.253 (1,31%), y en la construcción, en 2.339 (1,49%). Esas reducciones no se extienden a la agricultura, donde se produce una leve alza de 170 parados (0,40%).

Desempleo femenino

El desempleo entre las mujeres sigue siendo el más elevado, con 933.926 afectadas, pese a que en abril se beneficiaron de una reducción de 26.489 paradas (2,76%), superior a la que se da para los hombres. En este caso se produce una bajada de 16.877 (2,73%) y con ello la cifra total de paro masculino queda en 601.164. Durante los últimos doce meses, el reparto de la bajada del desempleo es de 30.044 hombres (4,76%) y 13.724 mujeres (1,45%), y con ello la tasa de paro femenina, 13,72%, sigue siendo más de dos veces superior a la masculina, 5,95%.

Pese al buen comportamiento del sector servicios, Canarias, donde la actividad turística es determinante, es la única comunidad en la que se registra un agravamiento del paro, con 2.117 parados más. Los descensos mayores se producen en Andalucía (9.813), Baleares (5.800) y Cataluña (4.342).

La entrada en vigor desde el pasado 2 de marzo de la reforma laboral impuesta por el Gobierno no ha tenido efectos todavía. La contratación temporal crece un 5,1% en abril respecto al mismo mes del pasado año, lo que según CC OO demuestra que no contiene medidas que desincentiven la eventualidad. Tampoco mejora el ritmo de los contratos fijos, que aumentan un 10,28%, dentro de la horquilla entre el 8% y el 10,5% que se viene produciendo desde que se estrenó la reforma pactada de 1997. Ni ha servido para lo que el Ejecutivo colocaba como uno de los principales objetivos: impulsar la contratación con jornada a tiempo parcial. En abril del año pasado suponía el 17,9% del total de colocaciones y el pasado mes ha bajado al 17,6%.

El registro de abril de 2001 acumula un total de 1.011.926 contratos, con un alza del 5,6%, y de ellos son fijos 104.009 (10,2%) y temporales el resto, 907.917. Los que tienen jornada a tiempo parcial suman 178.881 (17,6%), y los fijos siguen siendo marginales, 24.794 (2,4%).

El secretario general de Empleo, Juan Chozas, aseguraba ayer que hasta dentro de unos meses no se podrá analizar el ritmo de los efectos de la nueva reforma y ponía el acento en que el aumento de la contratación indefinida es superior al de la temporal. No obstante, reconoció que el volumen de estos últimos sigue siendo mayoritario y lejanos al resto de la Unión Europea.

El PSOE y los sindicatos CC OO y UGT subrayaban el alto nivel de eventualidad. El secretario de organización del PSOE, José Blanco, y el líder de UGT, Cándido Méndez, coincidían en destacar que la bajada del paro es la peor en este mes desde 1995, y achacan a la reforma laboral del PP el aumento del empleo precario. Para CC OO, los datos del Inem ponen de manifiesto la desaceleración que se está produciendo en la creación de empleo.

Según otro dato conocido ayer, dieciocho empresas suspendieron pagos en febrero pasado, lo que representa una caída del 9,6% sobre el mismo mes de 2000. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) añaden que 32 empresas fueron declaradas en quiebra, con un alza del 1,8%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001